Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por

HCD: se viene el rearmado de los bloques

14-Oct-2019

Fractura y unidad en el recinto

 

 

Si bien las elecciones  no están oficialmente definidas, cierto es que la suerte está echada, por lo tanto, las fichas del complejo tablero político comienzan a moverse. Un ámbito donde se observan algunos tenues temblores, se da en los Concejos Deliberantes.  Y en particular, en los bloque opositores, ya que los oficialista actúan y obran en función de los requerimientos del intendente.


En Tigre, quienes están acusando recibo por una elección que parece condenarlos al ostracismo son los socios de Cambiemos. Claro que el oficialismo no se queda atrás. Si bien la natural puja entre el intendente Julio Zamora y Malena Galmarini que se manifestara con anterioridad a las PASO logró mitigarse, esta podría escalar nuevos ribetes cuando definitivamente se sepa cómo quedará conformado el Concejo Deliberante.

 

Por la propia dinámica que significa un triunfo provincial o nacional, no se descarta que actuales o electos concejales oficialistas migren hacia otros escenarios. Así como las concejalas Roxana López, Gladys Pollan,  o Micaela Ferraro, podrían inscribir dentro de dicha especulación, la contracara la daría la certeza de que Zamora no podrá ser reelecto en el 23, y de que Malena Galmarini continuará trabajando para sucederlo. De qué manera  esto repercutiría en la cotidianidad legislativa es el tema a descifrar tras el 10 de diciembre. Y un detalle no menor es que, ya se marcan los primeros pasos de lo que algunos denominan el armado del “albertismo”. Mientras tanto, quienes están encendidos son los integrantes del bloque de  Cambiemos.

 

En esta suerte de implosión que sobrevendrá dentro del ámbito  nacional y provincial de Cambiemos, la disputa por espacios de poder ha comenzado a manifestarse en el bloque de Tigre. Por lo pronto, el conejal Matías Casaretto pretendería  encabezar el bloque a partir del 10 de diciembre. Una jugada que no contaría con la anuencia, por caso, del actual candidato a intendente de Juntos por el Cambio, nos referimos al concejal Segundo Cernadas. En el medio de dicha disputa, se da la particularidad de que algunos miembros de bloque ven con buenos ojos “ampliar y mejorar” la relación con el sector que encabeza Julio Zamora.


Donde también se vislumbra un final abierto es en San Isidro. Si bien Gustavo Posse tiene, en principio, asegurada la reelección, nadie se atreve a confirmar si esto le garantizará controlar  el HCD. Con un partido vecinal (Convocación por San Isidro) que todo indica estaría perdiendo puntos en octubre -viene de salir tercero en las PASO-, el Frente de Todos se está erigiendo en la segunda fuerza en el distrito. Sin embargo,  el bloque de concejales no reflejaría la unidad por la cual Alberto Fernández y Cristina Kirchner volvieron a cambiar la historia  nacional.

 

No pocos especulan que en San Isidro podría continuar funcionado más de un bloque. Así como Fernanda Miño, Celia Sarmiento, y Marco Cianni, desde Unidad Ciudadana  tienen bloque propio,  no se descarta que luego del 10 de diciembre persistan en la misma postura. Mientras tanto, quienes salgan electos por el Frente de Todos, tal vez logren sellar un mismo bloque, ¡o no!. No habrá que perder de vista que así como la primera concejala y docente Milena Lamonega responde al movimiento obrero (es delegada gremial) , lo propio sucede con  la candidata a concejal María Soledad “Pupi” Duran quien proviene del Frente Renovador. No queda en claro si Sergio Massa, siendo parte activa y relevante del Frente de Todos, seguirá manteniendo su identidad partidaria (Frente Renovador) e instruirá a su gente a seguir los mismos pasos en los ámbitos legislativos.   

 

En Vicente López se da la particularidad que un Macri (Jorge) estará encabezando nuevamente la intendencia. Entre él y su principal rival, Lorenzo Beccaria (Frente de Todos),  hay una brecha de 27 puntos de diferencia  que hace prácticamente imposible que se modifique el escenario político. No así el legislativo. Por lo pronto, el oficialismo viene de perder  un concejal, Marcelo Chocarro, quien hace unos meses abandonó a Jorge Macri para arrimar le bochín con Espert; otro edil regresó al espacio, nos referimos Germán Maldonado que abandono el FR. Y no se descarta que en medio de la caída de Cambiemos, otros concejales emprendan el mismo camino que el de Chocarro. En esta saga se ubicarían concejales radicales, siempre y cuando esto no les represente perder ciertos beneficios con los que hoy gozan por ser parte de una alianza que tiene el control de la caja municipal.

 

Por el lado del peronismo, el concejal Lorenzo Beccaria candidato a intendente por el Frente de Todos viene de padecer la partida de miembros de su bloque. El primero en alejarse fue el vecinalista Rubén Volpi; finaliza su mandato el 10 de diciembre. Ahora, la más reciente: Marcela Cortiellias quien conformó el monobloque Frente Peronista de Todes. Con una candidatura que no presagia superar los magros resultados de las PASO, el Frente de Todos de Vicente López, conformados por peronistas, renovadores y gente de Nuevo Encentro, enfrenta el noble desafío de consolidar la unidad, si verdaderamente es lo que busca. Por lo pronto,  a modo de mostrar una puntita de unidad se la estaría sellando con la unción del concejal Fabián Ruiz como presidente del bloque del FdT.  Cortiellias, como era de esperar,  dejó trascender que no sería parte de dicho esquema de un unidad.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS
Please reload

Lea la Edición Impresa
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload