Raúl Alfonsín, Enrique García, Vidal, Jorge Macri y una vieja matriz de corrupción


Financiamiento de campaña

A medida que pasan los días y la enmarañada (esto como producto de la presión que ejerce el macrismo sobre la justicia) investigación judicial va dando algunos indicios de que detrás del financiamiento de las campañas electorales de Cambiemos 2015/17 subyacería una gran trama de corrupción basada en el financiamiento espurio de la política y un cuasi seguro enriquecimiento ilícitos de no pocos funcionarios, y el radicalismo opta por un llamativo silencio, bien vale recordar historias donde, nuevamente, Vicente López tiene la centralidad. La tiene ahora, con Jorge Macri, y la tuvo en tiempos en que Enrique García era intendente y se encaminaba a ser socio político del FREPASO, año 1998.

Lo de Vidal y Jorge Macri es historia reciente. Tanto que por estas horas toda la denuncia se encentra en los estrados judiciales. Tema que investiga el Fiscal macrista Carlos Stornelli -lavado de dinero-, y Jorge Di Lello - falsificar datos de aportantes a la campaña electoral-. Por lo pronto, y ante la gravedad de los hechos, la gobernadora y el presidente hicieron todo lo posible parea cambiar al fiscal provincia fiscal Hernán Schapiro, que iba a intervenir en buena parte de la investigación por los aportantes truchos en la provincia de Buenos Aires. La resolución la tomó el procurador interino Eduardo Casal, que sigue instrucciones de la presidencia.

Indagar cómo se financias “la política”, al igual que hurgar por el enriquecimiento de algunos funcionarios corrompidos por coimas, prebendas o aportes para campañas electorales, de la denominada “patria contratista”, sigue siendo una de las grandes deudas de la democracia. Queda clamo que el macrismo, casi en su totalidad, al igual que los radicales,son parte de aquella matriz cargada y viciada de corrupción.

Para esto, bien vale recordar cuando en 1998 el intendente de Vicente López era denunciado por concejales del FREPASO- entre ellos el fallecido Diego Bonadeo-, por diversos hechos de corrupción administrativa. En los corrillos del municipio decían que la información madre que disparo la investigación, provendría del possismo. Desde el municipio habían armado una compleja trama administrativa para hacerse de unos pesos: eran cursos de capacitación con empresas inexistente, truchas. Fueron decenas de millones de pesos pagados por el municipio que terminaron en campañas, y tal vez, en algunos bolsillos. No muy distinto a lo que sucede hoy con lo Vidal.

Todo indicaba -así lo investigo Lo Nuestro en plena soledad periodística- que detrás de las maniobras estaba el financiamiento de “la política” y el enriquecimiento de algunos funcionarios. A raíz de estos acontecimientos, quien fuera la Secretaria de Hacienda y mujer de extrema confianza del intendente de Vicente López, Dora Zorrila, fue condenada por la justicia; además, devolvió cerca de 1,2 millón de dólares tras asumir.

Mientras la gobernadora Vidal se empecina en minimizar el escándalo de corrupción y se acuesta en otro escándalo no menos delicado, “chofergate”, y el radicalizo silencia como si fuera testigo de un crimen que preferiría no habar visto, bien vale recodar cuando el ex presidente Alfonsín se arremangó para sugerirles a los frepasistas de Vicente López que bajaran el tomo de las denuncias.

A continuación, presentamos una breve síntesis de una nota que recuerda aquella reunión que hoy cobra suma vigencia. Una suerte de ventana que puede ayudar a comprender la realidad actual.

Edición Nº351 - 17 de Junio de 1998

Alfonsín presiona al Frepaso para que no siga con las denuncias

Preocupado por el nivel que estaban alcanzado las denuncias, Raúl Alfonsín procura achicar diferencias entre las dos fuerzas: radicales y frepasistas, aún sin alianza en el orden local.

Así se llega a la necesidad de coincidir en una reunión entre Raúl Alfonsín, Enrique García y una diputada nacional del FREPASO y vecina de Vicente López; Diana Conti. Comenzaba el operativo ablande. La reunión la habría pedido el Frepaso y a solas con el ex presidente. Sin embargo, él (Alfonsín) exigió la presencia del intendente. Finalmente, la diputada y Alfonsín comparten una charla “distendida y “muy amena“ en las oficinas del ex presidente. Esto sucedía hacia mediados de junio.

“Yo encontré a un Alfonsín muy atento a lo que se le explicaba y a un García mucho menos soberbio”, dice la fuente, en clara referencia a lo que había dicho el jefe comunal cuando acusaba al bloque del Frepaso de “mamarracho” por las denuncias sobre supuestos hechos de corrupción. En la charla nada se dijo de las denuncias en sí y tampoco de los supuestos hechos de corrupción. “El se limitó a escuchar y sugerir”, explicaba el dirigente del FEPASO, que pidió la reserva del caso. Las sugerencias del ex presidente estuvieron inclinadas a priorizar la alianza y preservarla sobre todas las cosas. De la corrupción, no hizo referencia. Su silencio lo explicaba todo. Si sobrevolaba que detrás de la maniobra estaba el financiamiento de la política; esa fue la impresión que quedó grabada a uno de los que asistentes

García intentó pedir disculpas por sus acusaciones al Frepaso y también sugirió buscar nuevos caminos de diálogo. Y así fue que el 29 de junio, García se reunió con la diputada en su despacho, para achicar diferencias. Lo que en buen romance significaría ofrecerle un par de cargos. Cosa que finalmente sucedió.

Habrá que recordar que la diputada nacional Mary Sánchez, también del FREPASO, había pedido, hace unos días, que su bloque de concejales “levantara el pie del acelerador” en cuanto a denuncias se refiere. La idea fue desestimada por los concejales frepasistas.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por