No fue “error” papal: dos curas del pueblo ascendidos a obispos


Jorge García Cuerva, de La Cava, es uno de ellos

Por: Tano Armaleo.- Continuando con la sintonía emprendida desde el primer día en que asumiera su papado, priorizar a los sectores más castigados por el mercado y las políticas neoliberales que llevan adelante muchos gobiernos, Jorge Bergoglio acaba de nombrar a Gustavo Carrara y Jorge García Cuerva de San Isidro, como auxiliares de las diócesis de Buenos Aires y Lomas de Zamora, respectivamente. Ambos nombramientos se dan, prácticamente, en el mismo momento en que Monseñor Ojea, Obispo de San Isidro, fuera nombrado titular del Episcopado Argentino. Ojea, a diferencia de otros de sus pares, es la cara visible de una Iglesia que intenta incursionar por la senda que es al contracara de un modelo político que deja a millones de argentinos fuera de la selecta "fiesta".

El primero de estos se desempeña en la Parroquía Santa María Madre del Pueblo, en la villa 1-11-14 y el segundo, cumple su labor pastoral en la parroquia Nuestra Señora de La Cava, de San Isidro.

Jorge García Cuerva (49) es muy reconocido por su fuerte compromiso social, y por reivindicar un mundo con mayor equidad y justicia social. Su pensamiento muy cercando a sectores políticos que comulgan con la doctrina social de la Iglesia, por caso el Justicialismo, le ha permitido penetran fácilmente en el sentimiento de la comunidad en la predica la fe católica. Además, es vecino de Olivos y un tipo que ha hecho de la coherencia un ejercicio de vida.

En cuanto, a Carrara, de 44 años, es actualmente párroco de la Parroquía Santa María Madre del Pueblo, en la villa 1-11-14, además de ser “vicario episcopal” para las villas de emergencia, indicó.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif