Villa Martelli: un Jacarandá que da frutos

Se trata del Jardín comunitario Jacarandá."El primero construido en 11 años", aseguran los impulsores del espacio educativo


Finalmente, y tras un intenso trabajo político-social, quedó formalmente inaugurado el jardín comunitario Jacarandá ubicado en Villa Martelli; Güemes entre Habana y Constituyente. El primero que se habilita, en muchos años, en este distrito. A la calidad educativa y de contención social que Jacarandá brinda, la particularidad la constituyó que el mismo fue construido y gestionado por movimientos populares en articulación con el Estado Nacional por medio de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.


El nuevo espacio es llevado adelante por 18 trabajadoras perteneciente al Programa Nacional de Inclusión Socioproductiva y Desarrollo Local Potenciar Trabajo. El trabajo intenta cubrir y alcanzar a una barriada sometida y condenada, desde hacia varias décadas, a una pobreza extrema. El jardín esta a metros del barrio Las Flores.


Si bien la presencia del Estado en los últimos 40 años tuvo su importancia nunca logró cambiar y revertir, de verdad, una realidad que daña, duele, y viene quitando la esperanza de varias generaciones. Una situación que se da en un distrito en que el presupuesto municipal permitiría, claramente, sacar a miles de vecinos de aquel ostracismo social. Es cuestión de voluntad, y en fijar políticas de Estado que atreviesen a un gobierno. Cuando no esto sucede, podría ser por dos motivos: incapacidad o falta de sensibilidad. La contracara la ponen los y las vecinas de de Las Flores que con mucha solidaridad y entereza emprenden acciones concreta. Tal el caso del Jardín Maternal Las Hormiguitas


El espacio de primera infancia cuenta con una sala multiedad de 2,3 y 4 años que en jornadas de dos turnos “alberga 40 niños y niñas a quienes se les garantiza el derecho a la educación y, que a su vez, les permite a las familias administrar mejor su tiempo”, confiaron desde el Movimiento Evita responsable de la iniciativa..


Daiana Gavelli, integrante del equipo de Dirección del jardín comunitario, resaltó que “luchar y organizarse sirve”. Al respecto, destaco que “este espacio de primera infancia es un claro ejemplo de ello. La realidad se puede transformar para que se acerque cada vez más al país que soñamos”.


“A quienes hablan sin saber y nos estigmatizan, los invitamos a que se acerquen, a que vean como trabajamos, como es la realidad del barrio y todo lo que estamos construyendo”, sostuvo Gavelli.


Por su parte, el concejal Joaquín Noya, y presidente del bloque del FdT y representante de un espacio político -Movimiento Evita- que, por ahora, apoya fuertemente a Alberto Fernández y controla importantes áreas sociales del gobierno nacional, aseguró que “los últimos once años de gestión municipal el macrismo no abrió ningún jardín maternal, y son ahora los trabajadorxs de la economía popular quienes lo hacen generando comunidad en los barrios”.


Entre los y las asistentes estuvieron el Subsecretario de la Primera Infancia Senaf, Nicolás Fallone; la Coordinadora Senaf, Gabriela Granada; la directora en la Dirección de seguimiento y abordaje del Desarrollo local, Carolina Brandaris; el Director Nacional de Senaf, Germán Palladino; la Directora Nacional de Experiencias de Educación Cooperativa y Comunitaria, Natalia Peluso; la Coordinadora de Formación Integral de la dirección nacional de políticas Integradoras, Evangelina Dosso; el Subsecretario de Economía popular de la Provincia, Federico Ugo.


Acompañaron además la inauguración, el responsable del movimiento Evita de Buenos Aires, Eduardo Cholo Ancona; el Jefe de Bloque de concejales y concejalas del Frente de Todos de Vicente Lopez, Joaquin Noya; las Concejalas locales, Erica Pereyra y Laura Braiza; el Concejal Lucas Boyanovsky; el Secretario General de ATE Zona Norte, Fabián Moncho Alessandrini; el dirigente del Frente Social Peronista local, Raul Gilbert; el dirigente Patricio "Karate" Rivero y la dirigente Florecia Román de La Cámpora local; lxs responsables de la Mesa Operativa del Movimiento Evita Buenos Aires, Juan Luna y Victoria Niborski.