Vicente López: persiste el malestar por falta de barrido en las calles

Denuncias de vecinos y comerciantes que no encuentran eco oficial. Aseguran que la Defensoría del Pueblo se muestra distante de la preocupación de la comunidad

Foto aportada por el vecino


No es la primera vez que vecinos y comerciantes recurren a la redacción de medios locales para ser escuchados. En particular, por la falta de barrido y limpieza en las calles de Vicente López. Un distrito que por lo visto, y al decir de las distintas fotos y documentación aportada, considera a ciertos barrios de primera y otros, tratados como de segunda categoría. En este caso quien destina una natural bronca y malestar, es Dionisio Pagano.

No sólo objeta la desidia municipal, lo propio hace con la Defensoría del Pueblo que a la luz de lo denunciado no atiende los reclamos de la comunidad en tiempo y forma. Al frente de la Defensoría se ubica María Celeste Vouilloud quien ocupa el puesto hace dos años de manera ilegítima toda vez que las autoridades municipales no permiten que se elija nuevas autoridades como marca la ley. Vouilloud tampoco hace mucho para que se cumpla con la ley

Vale recordar que la responsabilidad en materia de limpieza de calles y poda de todo Vicente López, recae en manos de Andrés Petrillo, candidato a concejal en San Martín.


Según explica Pagano, quien adjuntó escritos presentados tanto a la Defensoría como al municipio, las altas tasas y constantes aumentos “no se compadecen con el servicio que debieran prestar”. “Hoy es lunes y es uno es uno de los tres (3) días de la semana que, por cronograma establecido por el Municipio, les corresponde pasar al personal de barrido, por la calle Dorrego 3300, pero como Ud. podrá constatar tampoco PRESTARON EL SERVICIO” reseña el vecino.

“Reitero nuevamente, que a pesar de haberme incrementado la MVL un 71,50% el tributo denominado ALyCVPyCPC, me siguen cobrando por servicios que NO PRESTAN” reza el escrito presentado ante el municipio y en Defensoría. Al igual que cartas anteriores y del mismo modo que lo padecido por tantos otros vecinos, Pagano asegura que “nunca me contestan”.


Vicente López tiene muchas particularidades, entre ellas, que es el único distrito que cobra ABL y, sin embargo, cobra más de 80 mil pesos, al frentistas, por cortar raíces o extraerles la especia. Una suerte de doble imposición impositiva.