Vicente López: candidatos prometen derogar Ordenanzas de Excepción

Alan Avaca, Lucas Boyanovsky, Guido Vidal y Jorge Marino, debatieron y firmaron un compromiso, propuesto por Agrupación “Vecinos Unidos de Vicente López”.


Tal cual lo previsto por la Agrupación “Vecinos Unidos de Vicente López”, el pasado martes, la mayoría de los candidatos que participarán en las elecciones generales el próximo 14 expusieron y debatieron (tibiamente) frente a vecinos que buscaron, prioritariamente, definiciones taxativas en torno a las Ordenanzas de Excepciones. A tal efecto, firmaron una suerte de compromiso que “no permita ningún cambio al Código de Ordenamiento Urbano (COU) que aumente la densidad habitacional, reduzca el uso público del suelo y/o comprometa la identidad de los barrios (de casas bajas, arbolados y tranquilos), el patrimonio arquitectónico, cultural y natural del partido” y, además requirieron que se “comprometan” a derogar Ordenanzas como las que facilita construir un mega barrio en el ex colegio San Andrés de Olivos, y que hagan lo propio con un proyecto que merodea por barrio golf votado por todos los bloques; oficialistas y opositores, hoy proyecto estancado. La reunión, que se realizó en la Asociación Pablo Tissera, no fue la primera que llevaron adelante los vecinos. En elecciones anteriores hicieron lo propio.


Si bien la Agrupación invitó a todos y todas las candidatas, la gran ausente fue la macrista Natalia Villa candidata a primera concejal. Quienes compartieron mesa fueron Alan Avaca, de Vamos con vos (Randazzo), Lucas Boyanovsky (Frente de Todos), Jorge Mariño de Avanza Libertad (José Luis Espert) y Guido Vidal del Frente de izquierda y Partido de los Trabajadores. Unidad. En encuentro que derivó en varias preguntas de los presentes -123 personas al decir de los organizadores- a cada uno de los candidatos. En la previa, los candidatos expusieron sobre temas como, educación, seguridad, medio ambiente, política de género, por caso.


A la luz de lo expuesto, Avaca y Boyanovsky -director regional del PAMI- fueron los que demostraron tener un claro manejo de cifras y datos locales. En tanto el candidato de la izquierda, volvió a mostrar coherencia política entre el predicamento y la acción política. Por su parte, el derechista Jorge Mariño, además de abonar la postura anti Estado y anti política que profesa su sector, tuvo una desafortunada postura al momento de abordar el tema “política de género” en el orden municipal. Al respecto, el candidato señaló a la política de género como el “el kiosco que tiene algunos como sucede con los Derechos Humanos”, mereciendo el repudio de la amplia mayoría de los presentes y de los candidatos.


“Desde hace ya más de 15 años los vecinos de las nueve localidades de Vicente López venimos padeciendo un desmedido y caótico crecimiento de la construcción, en nombre del “progreso”, fue la invitación extendida a todos los partidos. Y agregaban de manera imperativa que: “declaramos necesario y urgente el compromiso formal de los señores concejales de Vicente López que seguirán en función y de los candidatos que se postulan para las próximas elecciones legislativas 2021, en la implementación de las siguientes acciones”. El punto que más interesa a este colectivo de vecinos son las Ordenanzas de Excepción. Por eso, y ante la desconfianza imperante, le requirieron que firmarán el mencionado compromiso: no más excepciones y derogar algunas de ellas. Los candidatos, algunos de ellos aún sin haber leído el escrito, firmaron. la derogación, vale mencionar, es un tramite complejo cuasi imposible, ya que esto requeriría una nueva Ordenanza votada por la mayoría (hoy en manos de Juntos por el Cambio) y seguramente un trámite judicial ya que aquellos que se vieron beneficiados difícilmente queden quietos.



Aun replica en los oídos de los vicentelopenses aquello que dijera Jorge Macri en plena campaña 2011 a modo de desmarcarse del intendente Enrique “japonés” García: “las excepciones son corruptas”; “en mi gestión se terminan”. Nada de eso sucedió. Muy por el contrario, se ampliaron con respecto a las otorgadas por García.


Macri, no solo copió dicho modelo de “corrupción” que permite -voto de concejales mediante-, que grandes empresarios se beneficien a partir, por ejemplo, de violar el Código de Edificación. Algunos registros dan cuenta que por las manos de García pasaron cerca de 350 excepciones; Macri lo supera con holgura: está por pisar las 580. Esto gracias a tener un Concejo Deliberante que termina actuando como si fuera una suerte escribanía del jefe comunal. La mayoría que tiene Cambiemos, gracias a los votos de la población, facilita la salida de excepciones; y tal vez -siguiendo el pensamiento del intendente- el pago de suculentas coimas.