Universidades de Bs. As se sumaron al masivo plan de vacunación

Abrieron las puertas para poner la estructura al servicio de la campaña, tal cual refiere el profesor Carlos Grande


Con un plan nacional, y mundial, nunca antes visto en materia de vacunación, la participación y compromiso de la comunidad se torna vital para optimizar el andamiaje. Esto es lo que se observa en la provincia de Buenos Aires donde el avance de la vacunación es considerable. El acompañamiento al plan se expresa en todos los ámbitos. Por caso, el ámbito universitarios. Al respecto, profesionales y estudiantes de Universidades nacionales, ubicada en Buenos Aires, están cumpliendo un rol social en la emergencia sanitaria. Esto queda en evidencia en las acciones solidarias y al constituir centros de vacunación contra el Covid-19, mientras en algunos casos avanzan en investigaciones medicinales.


Con solo pensar que, año a año el mundo requiere, insume cerca de 3200 millones de vacunas, y la pandemia necesita un paquete de vacunas cercana a los 14 mil millones de dosis, no es complejo imaginar, no sólo el andamiaje logístico que esto exige. Demás está decir que, salvo un puñado de países -no más de 8- , el resto del planeta se encuentra rascando la olla en busca de vacunas. Ni hablar de aquellos países empobrecidos al extremo que apenas reciben miles de dosis, sí, miles de dosis.

Es dentro de este marco que Argentina ya lleva vacunada a más de 30% de la población. Esto no es casual. El estado nacional ha dispuesto e instrumentado medidas sanitarias que contribuyeron a evitar más muertes y daños más extremos. Alcanza, seguramente y bajo una pandemia y a la luz de lo que sucede en el mundo, nada parece ser suficiente. Menos aun cando el negacionismo, y oposición sólo ponen palos en la rueda al punto de calificar de “infectadura” al gobierno y sostener que la vacuna es venero.


Sin embargo, la contarcara la constituye la participación de la comunidad. Así queda reflejada, por ejemplo, cuando se observa que un conjunto de Universidades bonaerenses abrió sus puertas para integrarse al plan de vacunación. Además ,de sus actividades educativas, realizan análisis clínicos en laboratorios, testeos de diagnóstico y teleseguimiento de pacientes. También producen insumos médicos y hasta armaron hospitales de campaña y centros de aislamiento en sus instalaciones. Son universidades públicas, aquellas que el macrismo consideraba que "caer en ellas es una desgracia".


“Esas entidades académicas tuvieron que acondicionar sus edificios, implementaron diferentes acciones de logística y sumaron voluntarios -docentes, auxiliares, estudiantes, egresados de enfermería y medicina- para vacunar a los vecinos”, destacó el profesor Carlos Grande, presidente del Partido Solidario de Buenos Aires, en encuentros virtuales con directivos de varias de esas casas de altos estudios.


Las acciones solidarias se vienen desarrollando en distintas Universidades del Gran Buenos Aires. Las de: Tres de Febrero (en sus espacios de Caseros y Villa Lynch), La Matanza, La Plata, Florencio Varela, Lanús, General Sarmiento, Luján y José C. Paz. También en la Universidad Provincial de Ezeiza y en las sedes de Morón, Berisso y Pacheco de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).


En el interior bonaerense, en tanto, se destacan los casos de las Universidades nacionales de Bahía Blanca, Mar del Plata, del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (en Junín) y del Centro (en Tandil).


“Las universidades públicas en Buenos Aires, y en todo el país, son parte de la acción del Estado en favor de cada comunidad, mucho más allá de la formación de estudiantes. Lo relevante es el marco superador del triste período de desfinanciamiento y ataques basados en prejuicios neoliberales durante la gestión de Cambiemos”, resaltó el titular del PSOL bonaerense.


Ponderó, por otra parte, “la reciente aprobación, por parte del Ministerio de Salud de la Nación, de los proyectos de las universidades nacionales de La Plata y de Hurlingham para el cultivo, investigación y producción del cannabis sativa con fines terapéuticos o medicinales”.