Una hora más de clase: 25 semanales

Ahora se acaba de sumar a provincia de Tierra de Fuego


Dando una vuelta más en materia de calidad educativa, el gobierno nacional acaba de sellar un acuerdo con la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur con el objeto de garantizar una hora más de clase, 25 semanales. La firma de acuerdo estuvo encabezado por el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, y el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella.

“Las chicas y los chicos argentinos necesitan más horas de clase. Todo tiempo más que estén en la escuela para nosotros es mejor y es lo que queremos”, resaltó, ayer, Perczyk.


El funcionario detalló que alcanzar un piso mínimo de 25 horas semanales en todas las escuelas primarias del país “tiene como objetivo pensar la escuela del futuro para que la Argentina federal, justa y democrática entre definitivamente en el siglo XXI”.


“Este acuerdo es para que las chicas y los chicos sumen horas de clase. En un país que es muy desigual, en el que el 86% tienen 20 horas semanales y el 14% restante tiene 40, lo que estamos haciendo es subir el piso, nivelar para arriba", graficó.


Vale recordar que Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur es la sexta provincia en adherir a la propuesta de la cartera de Educación de sumar una hora más de clase por día ya que anteriormente lo hicieron Tucumán, Santa Cruz, Chaco, Catamarca y Entre Ríos.


Por su parte el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur destacó la decisión política del ministro de Educación de la Nación de sumar una hora más, ya que “significa más educación para nuestros pibes y nuestras pibas, y es fortalecer el sistema educativo, e igualar para arriba”.


Además, Melella celebró la concreción del Programa, asegurando que “mirar a las provincias para fortalecer el sistema educativo, es clave para la reconstrucción del país”.


“Una hora más de clase” establece el incremento de la carga horaria escolar con el objetivo de que niñas y niños de escuelas primarias públicas fortalezcan y mejoren sus aprendizajes, especialmente en las asignaturas de Lengua y Matemática.


A partir de esta propuesta de la cartera educativa nacional, aprobada en el Consejo Federal de Educación (CFE), los establecimientos educativos primarios de todo el país pasarán a tener un piso mínimo de 25 horas semanales.


El Gobierno nacional realizó una inversión de 18 mil millones de pesos para su implementación y se contempla el aporte de hasta un 80% del incremento del salario docente para la ejecución del plan.


También participó de la firma el secretario de Políticas Universitarias, Oscar Alpa.