Tigre no baja la guardia: monumento a Juan Domingo Horisberger, héroe caído en las Islas Malvinas

Se encuentra emplazado en el Museo de la Reconquista.


Nada más reparador para la cultura nacional que rendir homenaje a quien todo lo dio a cambio de nada. Más aún si estas son víctimas de decisiones de un gobierno asesino y, sobre todo, de balas ensangrentadas por la historia de piratas consuetudinario, el Reino Unido. Por eso, cuando el municipio de Tigre descubriera un monumento en honor a Juan Domingo Horisberger, héroe caído en las Islas Malvinas, la política y el rol de Estado cobra significancia. Tigre se caracteriza por hacer de la construcción cultural Memoria, Verdad y Justicia, un verdadero camino consolidado con hechos concretos. Así como héroes de Malvinas son honrados, lo propios sucede con aquellos y aquellas que fueron víctimas de la dictadura del 76; calles y placas recuerdan su militancia.


Si se pudiera describir un paralelismo entre la dictadura del 76 y el imperio pirata, además del cuño asesino que cargan sobre sus espaldas, es el modelo político que reivindican.

El monumento en cuestión se encuentra emplazado en el Museo de la Reconquista. Allí fue el intendente Julio Zamora que junto a del soldado y veteranos de guerra descubrió un cenotafio con una placa con la inscripción “Soldado solo conocido por Dios”. Esta se encontraba en su tumba en el Cementerio Argentino de Darwin antes que los restos del excombatiente y vecino de La Paloma fueran identificados y repatriados.

.

“Hoy homenajeamos a Juan Domingo Horisberger, un héroe de nuestra comunidad. Un momento muy emotivo junto a sus camaradas que dan cuenta de lo vivido y de un soldado que dio muestras de una valentía enorme que nos llega de orgullo”, sostuvo Zamora y agregó: “Junto a los Veteranos de Malvinas transitamos un camino ya extenso, un camino que intenta poner en superficie la Gesta de Malvinas y el reconocimiento a nuestros héroes contemporáneos, que han ofrecido su vida. Forma parte de una política sostenida en el tiempo por parte del Municipio de Tigre”.


El cenotafio cuenta con tres placas: la primera contiene la inscripción “Soldado solo conocido por Dios” y es la que se encontraba en el Cementerio Argentino de Darwin –en las Islas- antes que los restos del excombatiente y vecino de La Paloma fueran identificados y repatriados. Fue puesta en guarda y custodia del Museo de la Reconquista. La segunda y tercera son placas recordatorias de la Comisión de Familiares y el Municipio de Tigre, respectivamente.

Entre los presentes se destacó la participación de los ex combatientes Sergio González y Esteban Vilgre Lamadrid, coronel excombatiente y superior de Horisberger durante la guerra.


“Fui abastecedor de Horisberger. Tendría que inventar palabras para medir el factor humano que tenía ese muchacho, un gran compañero con valores, humilde, perfil bajo, líder, buen compañero, buen soldado”, destacó el excombatiente Sergio González, quien estuvo junto al caído en el momento de su muerte.

“Me emocionó mucho este homenaje, sobre todo porque se hizo en Tigre, de donde era él”, opinó María, hermana del soldado. Cabe recordar que en 2018 el intendente Julio Zamora descubrió una placa conmemorativa en el domicilio de Horisberger, en el marco del aniversario del conflicto bélico.


Juan Domingo Horisberger nació en Tigre en 1962. El 17 de marzo de 1981 ingresó al Servicio Militar Obligatorio y se incorporó al Regimiento de Infantería Mecanizada 6 “General Viamonte”, en donde se destacó como tirador. Durante el conflicto, fue miembro de la 3° Sección de la Compañía de Infantería B “Piribebuy”. Llegó a las Islas Malvinas los primeros días de abril y fue trasladado al monte Dos Hermanas.

El 13 de junio, protagonizó una batalla heroica junto a su camarada, el soldado conscripto Oscar Ismael Poltroneri; ambos lograron frenar el avance de toda una compañía británica para que su sección pudiera replegarse. Cayó en combate junto a otros héroes en monte Tumbledown. Fue enterrado en el Cementerio Argentino de Darwin y en 2017 se identificaron sus restos y hoy la tumba lleva su nombre.