Soledad Martínez es la primera intendenta en Vicente López

Asumió tras la partida de Jorge Macri. El desafío que tiene por delante.


Con un largo pasado militante cargado de compromiso feminista, de lucha contra la violencia de género, de apoyar el matrimonio igualitario y la IVE como distintivo político que la diferencia de muchos y muchas de sus pares de la derecha que representa la alianza Juntos por el Cambio, y de haber sido diputada nacional y concejal, Soledad Martínez se ha convertido en la primera mujer en presidir el municipio de Vicente López.


La llegada de la dirigente al palacio municipal se produce luego de que Jorge Macri abandonará el cargo para asumir un cargo relevante en CABA en el gobierno de Horacio Larreta. El ahora ex intendente estará al frente de una suerte de ministerio que tendrá la planificación estratégica y sustentable de toda la región AMBA. En tren de especulaciones no falta aquella que atribuyen la partida de Macri al poder volver en el 2023. Sin embargo, fue el propio Jorge Macri quien, hace unos días, volvió a insistir que "no será candidato para el 2023", para él, la candidata es Soledad Martínez.

En tanto, Soledad Martínez llega con esos vientos que de por sí genera y aporta la mirada femenina en la política nacional. Y mucho más en un distrito en que la presencia de la mujer no siempre estuvo bien jerarquizada en los ámbitos institucionales.


Seguramente, el desafío de “la Sole local” no será llevar estos dos años adelante. En realidad, las condiciones económicas-financieras de Vicente López, marcada por buenos resultados contables, permitirán transitar el tramo sin preocupación en caja. El tema se centra en claras decisiones políticas. Cuáles son las prioridades, más allá de lo fijado por el presupuesto recientemente votado en por el bloque de Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante


Se podrá coincidir que el desafío que tiene por delante será “ser ella”, no la sombra de Jorge Macri. En definitiva, como consideran algunos de sus compañeros y compañeras cambiemistas, dejar atrás es impronta y “marcar presencia a partir de sus propias cualidades”. Mostrar una gestión donde su conocido discurso y trayectoria parlamentaria pueda ser volcado en el trabajo. Al decir de los peronistas, Martínez podrá sacar el “bastón de mariscal de la mochila y ejercer el poder”. Lo que podría llevarla a tomar decisiones, como por ejemplo, introducir cambios en el gabinete y dar claras señales que si en el 2023 va por la intendencia, la construcción acaba de comenzar.