top of page

Sebastián Galmarini y el concejal Meca no quieren ser cartera

Estuvieron recorriendo las Obras del túnel en calle Brown


El dirigente peronista e integrante del directorio del Banco Provincia, Sebastián Galmarini y el concejal Federico Meca (PJ-Frente de Todos) estuvieron recorriendo las obras del túnel de la calle Almirante Brown y vías del Mitre, a escasos metros de la Estación San Isidro. Detrás de las obras están las manos del Estado nacional que “aporta 400 millones para la construcción del túnel”, y obras aledañas, por casom veredas y parquización.


Se trata de una obra consiste en la colocación de un puente que dará paso al tren, junto a las nuevas vías de la línea Mitre explicó el gerente del Ramnal Mirte, Iván Kildof, a ambos dirigentes. Además, viene acompañada de obras hidráulicas, veredas, rampas para personas con movilidad reducida y luminarias nuevas.


Ambos dirigentes coincidieron en destacar el alto valor que aporta la obras en materia de “seguridad vial”. Más aun en la zona céntrica de San Isidro donde el flujo de transito se ve limitado por el paso del tren.


Un dato no menor que Galmarini, al cual no pocos lo ubican como candidato a intendene por el Frente de Todos, y Meca recordaron fue que el gobierno nacional, así como invierte en el túnel, lo propio hace con obras como resulta, por ejemplo, la repavimentación de las Avda. Santa Fe y Centenario, respectivamente. Cabe señalar que el gobierno del Frente de Todos, también destina dinero para la construcción de veredas en centros comerciales. Lo propio hizo en el Centros de Atención de la Infancia construido en Beccar, recientemente inaugurado; y el Aliviador Alto Perú, obra de vital importancia a la hora de evitar inundaciones.


Para el vecino de San Isidro, estas obras son ejecutadas por el municipio. Esto se debe a que la ineficiencia en materia informativa por parte del gobierno nacional y provincial, sumado a la lentitud de la gran mayoría de dirigencia política local que poco, más bien nada, hacen para explicar estas cuestiones.

Así como San Isidro recibe dinero por parte del gobierno nacional y provincial, lo propio sucede en Vicente López. Los intendentes de todos los colores políticos, en líneas generales, no son muy propensos en explicar quién financia este tipo de obras de suma utilidad para la población. Parafraseando al refrán popular de “cocodrilo que se duerme es cartera”, bien se podría decir que político perezoso o lento de iniciativa, termina pisado por imperio de la realidad, se los fuman los intendentes.

Vale recordar que las inversiones para ambos municipios, aportadas por el Estado nacional, -moldeo populista-, ronda los 7000 millones de pesos. El otro modelo, el de la derecha, desestima de este tipo de obras; lo demostró recientemente, cuando gobernaron con Macri y Vidal, cada uno es su escenario.

Cuando Juntos por el Cambio gobernó, no pocos intendentes opositores, por caso Andreotti, Julio Zamora, Mario Seco, Gabriel Katopodis se cansaron de denunciar que eran discriminado por Macri y Vidal. Decían que no les enviaban dinero para obras. La llega del modelo populista, que prioriza el bienestar de la población y apuesta al desarrollo productivo sobre la timba financiera, revirtió dicha situación

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page