Sebastián Galmarini anticipa nubarrones para intendentes: no a las reelecciones

Ratificó que el Frente Renovador no avalará ningún cambio de Ley que habilite nuevos mandato. La Campora se muestra en la misma línea. Los más preocupados son los intendentes de Cambiemos que son la mayoría que quedarían fuera de juego.



“Sergio Massa es coherente con la sanción de la ley hace apenas 5 años”, reza el mensaje subido por el dirigente Sebastián Galmarini, a sus redes sociales. De este modo, el peronista sanisidrense ratifica que el bloque de legisladores provinciales, que responde a Sergio Massa, no avalará ninguna modificación a la Ley impulsada oportunamente por el Frente Renovador, -2017-. Ley, vale recordar, que impide a los y las intendentas ser electos por más de dos mandatos. Otro tema será si la justicia, a instancias de algún dirigente, solicita una reinterpretación de la ley en cuestión


Si bien el presidente Fernández, al igual que Kicillof, no mostró reparos en modificar la legislación a fin de suprimir los límites, cierto es que dirigentes como Massa y Máximo Kirchner no comulgan con la idea de adecuar la Ley según mandan las necesidades del dirigente de turno. "Si la organización vence al tiempo, pues entonces, sigamos organizándonos, vale el proyecto, el conjunto sobre las individualidades", argumentan en las cercanía del conductor de La Campora.


De cumplirse con la Ley, intendentes como Jorge Macri, Gustavo Posse, Julio Zamora, Diego Valenzuela, Néstor Grindetti, Martín Insaurralde, por caso, no podrían ir en busca de un nuevo mandato. “La alternancia es constitutiva de la democracia”, asegura Galmarini quien en su casa le disputa el poder a Gustavo Posse que carga con cuatro mandatos sobre sus espaldas.

Por lo pronto, el recurso que están utilizando los intendentes para sortear la Ley es pedir licencia con la excusa de ocupar cargos nacionales o provinciales. De este modo, podrán volver a recurrir a la voluntad popular para ser reelecto.

Todas estas cuestiones se dan paralelamente a que Alberto Fernández sugiriera que todos y todas las candidatas, desde concejal a presidente, “deben ser elegidos mediantes internas (PASO)”. Una jugada que pone a sectores como La Campora y al propio Frente Renovador, los dos principales pilares del FdT -el PJ y la CGT tienen escasa cuando no nula incidencia, a excepción del Movimiento Evita que posee la eterna cualidad de estar siempre frente a la ventanilla-, en la imperiosa necesidad de definir candidato mediante el voto.