Se quejan de Larreta!, en Vicente López dos clínicas continúan clausuradas

Se trata del Sanatorio Pelliza y el Centro Medico Paraná, donde la justicia puso faja de clausura luego de que se produjera una muerte dudosa. Atendía a PAMI, privados y gremios.

Foto Archivo (gentileza Infoban)


Por: Tano Armaleo. El llamativo cierre que había instruido el gobierno de Rodríguez Larreta sobre el Hospital Privado Español, argumentando cuestiones irrelevantes para el normal funcionamiento, inevitablemente remite a la clausura de dos clínicas de Vicente López. Nos referimos al Sanatorio Pelliza y el Centro Medico Paraná, clausurados por la jueza Sandra Arroyo Salgado, al comienzo de la pandemia, luego de que se produjera una muerte dudosa sobre uno paciente. A pesar de que ambos establecimientos atendían pacientes, PAMI incluido, la justicia, sin hacer caso a la pandemia y mucho menos tomar en consideración el perjuicio que implicaba cerrar dos nosocomios, además de dejar a cerca de 360 profesionales de la salud en la calle, dispuso la clausura. Tema que aún hoy está vigente y buscando soluciones en los estrados judiciales de San Martín.

Aun con el tiempo transcurrido, con una intervención judicial de por medio, sin pacientes, sin responsables empresariales visibles (uno de los dueños detenidos –ampliar información en: Sanatorio Mariano Pelliza el borde del colapso ), con un panorama incierto y sin que nadie se haga cargo de los aportes salariales que se le adeudan a los trabajadores, el destino del nosocomio continúa en la incertidumbre.


En su momento, cabe recordar, la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación y del Sindicato de Sanidad, acordaron un marco de negociaciones a fin de buscar una salida. Sin embargo nada sucedió a la fecha.

Mientras la justicia no levante la faja de clausura, tanto el municipio de Vicente López, como el ministerio de salud de la provincia , al igual que el PAMI; no se muestran dispuestos a mover un expediente para la reapertura que podría poner a disposición de la población cerca de 250 camas.


Cabe recordar que el grupo empresario (Rophe) que controla el Sanatorio Marino Pelliza es el mismo que tienen al Centro Médico Paraná bajo su órbita. Lugo de que se conociera que en este último establecimiento fallecieran pacientes por contagio de COVID y todo indica habría sido ocultado por las autoridades, la intervención judicial fue el paso inmediato. Esto llevó a la clausura de ambos Centros de Salud. Con el presidente del grupo empresario preso y sin que nadie asumiera la responsabilidad empresarial en dar una solución de continuidad, la incertidumbre cubre la centralidad.