San Isidro: más de 4.000 alumnos bajo control visual y dental

Mediante móviles municipales se realizan testeos en los 12 jardines de infantes municipales y la Escuela Municipal de Beccar. Posse supervisó el operativo de salud


“Con esta acción sacamos el hospital a la calle y hacemos más fáciles este tipo de controles médicos. Así, descomprimimos nuestros hospitales (se hace entrega de certificados bucodentales que piden los colegios). Otro impacto positivo es que logramos un descenso del 70% de caries con respecto años anteriores”, resaltó el intendente al momento de acompañar a profesionales de la salud que realizaron controles médicos en distintos establecimiento educacionales.


Estos controles de salud son parte del programa itinerario “Al Cole SÍ” y el objetivo es revisar a unos 4.300 alumnos de los 12 jardines de infantes municipales, la Escuela Municipal de Beccar “Malvinas Argentinas” y la Escuela de Rehabilitación Integral de Perturbaciones del Lenguaje y la Audición (ERIPLA).


La intención de la mencionados controles es prevenir enfermedades bucodentales, A tal efecto, el Municipio sumó una unidad odontológica móvil (tráiler con un sillón odontológico) que se ubica en la puerta de los establecimientos. También hay charlas adaptadas a niños y niñas con los las principales recomendaciones de la salud bucal.


En simultáneo, un equipo de oftalmólogos en las aulas se encarga de los principales controles: agudeza visual y test de colores, entre otros.


El programa “Al Cole SÍ” es un trabajo conjunto entre las áreas de Salud Pública, Acción Social y Educación. Tanto en los controles visuales como dentales ante la detección de alguna patología se realiza una orden médica para derivar al niño al sistema de salud municipal.

Esto programas, no hacen más que complementarse con aquellos que, desde hace años, viene impulsando el gobierno nacional a través del Ministerio de Desarrollo Social realizando controles visuales y entregando, llegado el caso, lentes para la persona que así lo requiera.