S.O.S: Facundo Manes acusa a Larreta de corrupción para beneficiar a Diego Santilli

Cristian Ritondo salió al cruce con una chicana, pero no fue al fondo de la cuestión, la corrupción macrista


Si algo caracteriza al macrismo, a Juntos por el Cambio, ahora Juntos, es la instalación de falsos relatos al solo efecto de ocultar o esquivar hablar de los años en que Mauricio Macri y Vidal gobernaron. Esto quedó expuesto cuando Facundo Manes, el representante que el radicalismo eligió para enfrentar en internas al “pollo” de Horacio Larreta, Diego Santilli, sale a cruzar a sus rivales. “Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña”, denunció Manes revelando un acontecimiento grave como podría ser el desvío de fondos públicos para una campaña electoral. La gravedad de las palabras del dirigente que encabeza una de las listas a pesare de tener toda la carga de corrupción que uno pueda imaginar, no mereció la atención mediática y mucho menos de los que dicen cuidar a Santilli y por consiguiente a Larreta y Vidal.

Cabe recordar que Jorge Macri, hace unos meses, había deslizado la misma denuncia sobre el desvío de fondos del gobierno de la CABA para volcarlos a la campaña de Diego Santilli. El intendente se refería a la entrega (comodato) de patrulleros de la CABA a municipios del PRO de la provincia.


Fue el diputado nacional por Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo, hábil para desviar la atención y no hablar de la presunta corrupción, quien salió al cruce del precandidato radical Facundo Manes, quien disparó los primeros dardos contra el PRO en una interna que se torna cruenta. En su cuenta de redes sociales, Ritondo dijo: “Facundo, decís que llegás para sacar lo mejor del potencial argentino pero solo sembrás desconfianza y dudas en tu propio espacio. No caigas en las peores costumbres de la vieja política si querés renovación. El Frente de Todos ya no necesita más candidatos”.


No es la primera vez que Juntos por el Cambio se ve envuelta en denuncias judiciales por manejos en campaña electorales. En 2017, Vidal se vio envuelta en un terrible escandalo electoral al no poder justificar el aporte millonario que recibió para su campaña. Tan grave fue la cosa que debió renunciar la jefa de campaña, y a su vez, tesorera de la provincia de Buenos Aires. Eran cientos de millones de pesos que Juntos por el Cambio no podía justificar de dónde provenían. Para justificar los cuantiosos aportes, inventaron aportantes inexistentes, falsos, truchos. Tema que Lo Nuestro abordó oportunamente, revelando que aquellos aportantes que figuraban con domicilios en zona norte no existían.


Ahora es el radical Manes quien pone el acento sobre un tema recurrente: la utilización del Estado para uso partidario, en este caso para Juntos por el Cambio. Lo del precandidato a diputado no va más allá de una denuncia mediática, para la “gilada”, dirían en el barrio.