Qué hay detrás de la jugada que impulsa a Máximo Kirchner a la presidencia del PJ

Los intendentes quieren garantizar su distrito. Las presidenciales del 2027, donde el presidente del bloque del FdT, sería parte de la alquimia, lo podría tener como principal figura.

Por: Tano Armaleo.- Las recientes movidas en el interesante tablero político que tiene como principal actor al oficialismo, y en particular el Partido Justicialista de la provincia, donde algunos dirigentes e intendentes impulsan al diputado nacional y titular de la banca del Frente de Todos Máximo Kirchner a la presidencia del PJ bonaerense, en realidad, pareciera encubrir una jugada a largo plazo. Jugada que, todo indica, iría más allá de las presidenciales del 2023; más bien pareciera recalar en las del 2027. Si Alberto Fernández es reelecto en el 23, el otro paso es buscar candidato para el 27. Tener la conducción política de Buenos Aires no es un detalle menor. Representa el 35% del electorado nacional.


Como es de imaginar, el aterrizaje de Máximo Kirchner a la provincia no es un simple trámite que no trae reacciones naturales. Tanto de intendentes como del actual presidente del PJ de Buenos Aires, el intendente Fernando Grey -asume en esto días ya que alterna la presidencia, un año cada uno, con el intendente Gustavo Menéndez - , quien tiene mandato hasta fines del 21. En lo particular no está muy dispuesto a entregar el mando “si esto no es parte de un amplio consenso y de un proyecto político abarcativo”, arrojó sobre la mesa el jefe comunal. Menéndez, rápido para los mandados, evitó salir al cruce sobre la jugada que proyecta lleva a Kirchner a la presidencia del PJ.


La contracara de aceptar la llegada del presidente del Bloque del FdT sin hacerse oír, o ver caminos alternativos que tenga en cuenta la voz de los intendentes y demás presidentes distritales, la dio Martín Insaurralde.

El intendente de Lomas de Zamora manifestó este lunes: "El peronismo bonaerense tiene la oportunidad histórica de integrar mediante un proyecto de país y de provincia el movimiento y el partido. Por eso la enorme mayoría de los dirigentes y militantes deseamos que el compañero Máximo Kirchner sea el presidente del PJ de la Provincia".


Lo que viene es la reconstrucción y para lograrla es indispensable organizar la unidad en torno a la esperanza, la demanda del territorio, la apertura a nuevos derechos. El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires es central para consolidar ese camino”. Y dando muestra de entrega y devoción a lo que podrá ser la nueva conducción agregó: “Máximo conjuga la sensibilidad social y la capacidad que necesitamos en esta etapa de reconstrucción. Estamos orgullosos de ser bonaerenses, porque amamos a la Provincia y no nos resignamos a que nos digan que es inviable”.


En realidad, a los intendentes poco y nada les cambia la vida quién sea el titular del PJ si este respeta ciertos acuerdos. Por caso, garantizar los mecanismos institucionales y judiciales para que el bloque de Juntos por el Cambio, que tiene mayoría en la legislatura, evite que le ley que impide las reelecciones entre en vigencia en el 2023. En realidad, un reclamo sobre el cual la mayoría de los intendentes de Juntos por el Cambio también ven con buenos ojos: quieren reelección. También talla el armado de lista de diputados provinciales y nacionales. Temas sobre el cual, los intendentes vienen perdiendo por goleada. Seguramente, el 2021, la lista de legisladores estará en manos de Máximo y Sergio Massa. Generacionalmente dos dirigentes que seguramente podrían estar en el la grilla disputando las presidenciales del 2027.


Si algo ha quedado demostrado a lo largo de los años, es que Máximo Kirchner no es aquel chico al cual se lo intento ensuciar y denostar con falsos relatos que finalmente la justicia comprobó eran mentiras. Muy por el contrario, ha demostrado prudencia y vocación de diálogo, aún con aquellos con los que tiene miradas diametrales.

Es cierto que no toda la militancia peronista mira con buenos ojos el desembarco, mucho más en aquellos distritos donde la oposición gobierna. La imposibilidad de poder debatir, analizar y llegado el caso dirimir pasiones en las urnas, desnaturaliza el alto valor militante que le asigna el peronismo a esta impronta. Si la política tiene una dinámica similar a ajedrez, seguramente la llegada de Máximo Kirchner haría que mirarla desde esa óptica: a largo plazo

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por