Posse, frente al caos interno, busca la salida por el túnel de Brown y vías del Mitre

En una acción conjunta entre Municipio y gobierno nacional, el intendente anunció la construcción del nuevo paso bajo nivel en una zona céntrica que suele verse colapsada por la presencia de los Tribunales.


Tal cual lo anticipado por Lo Nuestro en ediciones anteriores, el radical Gustavo Posse anunció la construcción de un nuevo túnel en la calle de Almirante Brown y las vías del ferrocarril Mitre; San Isidro Centro, muy cerca de los Tribunales. La construcción contará, una vez más, con financiación del gobierno nacional y será el número 14. De este modo, San Isidro se constituye en el municipio con mayor cantidad de pasos bajo nivel en tierras provinciales. “Trabajamos por una ciudad cada vez mejor conectada. Estas obras mejoran muchísimo la calidad de vida de todos los vecinos. Es más seguro, se evitan accidentes y se agiliza el tránsito. Desde hace años llevamos adelante esta política para eliminar la mayor cantidad de barreras y tener más túneles” afirmó Posse, tras recorrer la zona de la obra y dialogar con los vecinos y comerciantes mostrándose muy distante e la violenta interna por la que atraviesa la alianza Juntos y el escándalo judicial desatado tras la confirmación de que el gobierno macrista (Macri-Vidal) se movió con fuerte tinte mafioso: espionaje ilegal, Gestapo, a eso se refiere la denuncia judicial. Una obra que seguramente logrará mitigar el caos vehicular que suele armarse en ese punto. Caos que se ve potenciado por la presencia de los Tribunales -no por la baja calidad de sus magistrados-, sino por la gran concurrencia de abogados y familiares motorizados en automóviles y combis que circulan por las inmediaciones del palacio de justicia (¿?).


El nuevo paso bajo nivel será para tránsito liviano y tendrá dos puentes ferroviarios. Tendrá un único sentido de circulación de 5 metros de ancho y una altura de 2,30 metros. La obra también contempla veredas de dos metros de ancho a cada lado de la calzada y rampas en bocacalles para personas con movilidad reducida y cochecitos de bebés.


El túnel, que se construirá con fondos del Ministerio de Obras Públicas de la Nación que conduce el peronista Gabriel katopodis, agilizará el flujo de circulación desde avenida Del Libertador hacia avenida Centenario, para lo que se hará un cambio en el sentido de circulación entre la calle Juan Marín y avenida Centenario. El tránsito que circula por la calle Cosme Beccar tendrá acceso a Av. Centenario a través del nuevo túnel o podrá ir en dirección hacia Av. del Libertador por la calle Almirante Brown como lo hace actualmente, por lo que el centro comercial de San Isidro tendrá una vía rápida de desagote en ambas direcciones.


La obra también incluye la readecuación y puesta en valor de las zonas aledañas, como la parquización y una nueva plaza en el sector lindante al túnel, además de la reconfiguración de la calle Marín desde la calle Belgrano.


También se ejecutarán nuevas veredas siguiendo las características utilizadas en todos los sectores intervenidos; nuevos desagües pluviales y drenajes bajo calzada para controlar la napa freática; nuevo sistema de iluminación y señalización horizontal y vertical.


Corte y desvíos

Por el comienzo de las obras, fueron cerradas al tránsito las calles Almirante Brown, entre Av. Centenario y las vías del ferrocarril Mitre y la calle Juan Marín entre Ituzaingó y Brown.

Durante la obra, los desvíos son por los pasos bajo nivel de Roque Sáenz Peña y Primera Junta.