Para Massot, Carrió sería como el COVID

"Elisa Carrió es muy nociva, hay que prestarle menos atención", sostuvo el ex diputado y presidente del bloque de Juntos por el Cambio

Foto: La "alegría" que le pone Carrió a la política, convierte a esta en un verdadero carnaval de la degradación


A medida que el calendario electoral va consumiendo días, la interna en Juntos por el Cambio se profundiza. Ahora, fueron las palabras de la psicópata Elisa Carrió quien puso más empeño en profundizar la grieta “al sólo efecto de lograr posicionarse para las legislativas del 21”, tal cual deslizan desde el entorno del intendente Jorge Macri con quien mantienen fuerte distancia. Quien salió a responder las recientes expresiones de Carrió fue el dirigente Nicolás Massot, actual directivo del Banco Ciudad de Buenos Aires, quien sostuvo que “sabemos que utiliza seguido la difamación como forma de posicionamiento político"


Si bien la ex diputada aseguró, al momento de terminar su periodo legislativo y de ser parte del gobierno de Juntos por el Cambio (diciembre 2019), que abandonaba la política, la realdiad la volvió a poner en la arena del circo. Regresa, dijo, siempre en tono místico y apocalíptico y poniéndose en el pedestal, para “salvar a la provincia de Buenos Aires y cuidad a la república”.


Para avanzar en tierras bonaerense tiende alianza con Patricia Bullrich, que es lo mismo que decir Mauricio Macri. Una alianza que la sitúa en la vereda de frente de Horacio Larreta, María Vidal, Emilio Monzó, Rogelio Frigerio y del grupo Dorrego que reúne a intendentes del PRO. Espacio, este, liderado por intendente de Vicente López que intenta constituirse en referente a la hora de tallar en definir candidatos provinciales -gobernador incluido- despejando cualquier presión proveniente de más allá de Gral. Paz.


Bajo este complejo marco de puja sectorial, Carrió intenta poner pie en la provincia utilizando lo que mejor resultados le ha dado: la verba y la denuncia sin fundamentos jurídicos o empíricos. Casualmente fue lo que dijo recientemente al denunciar que había un supuesto pacto entre Cristian Ritondo y Emilio Monzó con Máximo Kirchner y Sergio Massa para copar las listas con dirigentes del peronismo.


"No entiendo cuál es el juego de inventar cosas que no son reales. Necesitamos unidad, no esos comportamientos que parecen funcionales al kirchnerismo. Hay que prestarle menos atención a las declaraciones de Carrió y buscar cuáles van a ser las directrices de decisión para la oferta electoral que va a presentar Cambiemos", expreso Massot, cercano al ex titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. La figura de Massot, vale mencionar, por estas horas es impulsada como candidato a intendente en Tigre. Una jugada que cuenta con la a anuencia de Larreta, y lógicamente que de Monzó.


Massot añadió que tienen (JxC) que "encontrar maneras de seducir a ese 15 por ciento del electorado" que los "votó en 2015" y los "dejó de elegir cuatro años después". Por último, subrayó que "María Eugenia Vidal es una de las pocas dirigentes que tiene proyección nacional" y manifestó su deseo de que la ex gobernadora "continúe en la provincia de Buenos Aires" y sea candidata allí.