Olivos: inquieta la construcción de una nueva torre

Si bien la obra se ajusta al Código Urbano, los y las vecinas rechazan la llegada de más cemento aduciendo más impacto ambiental

Como si fuera la historia de nunca acabar, la construcción de una nueva torre en Olivos, Rawson y Alberdi, inquieta y preocupa a los vecinos. No es para menos. El barrio, autodenominado La Isla, viene reclamando y marchado junto a agrupaciones vecinales y políticas recabando firmas, y rechazando la llegada de nuevas construcciones de torres.


En este caso, la torre, tal cual gráfica la foto, estará construyéndose sobre tres viviendas residenciales que obviamente serán demolidas. Y, todo indica que el edificio de poco más de 11 pisos, será habilitado sin pasar por una Ordenanza de Excepción. Los vericuetos administrativos y el Código de Construcción facultarían a la empresa obtener altura gracias a que el edificio se monta sobre un gran lote.

Según el testimonio de Flavia Frere, activa integrante de la Agrupación Vecinal Puerto de Olivos y comprometida vecina en todo lo referido a la lucha por un "Vicente López sustentable, de verdad", dice: invito a las autoridades municipales que vean lo que significa decir que el sistema cloaca esta colapsado, las veredas hablan, son testigos de lo que manifiestan las alcantarillas de las cloacas". El colapso al cual hace referencia la vecina,no podrá ser desvinculado con la llegada de grandes torres que se proyectan en las inmediaciones. Más precisamente en lo que fuera el Colegio San Andrés.


Pero más allá de estas cuestiones técnicas, lo cierto que el malestar vecinal no es novedoso, ampliar info en siguiente link: Macri, en qué quedamos. Como tampoco es novedosa la impotencia de no tener quién lo escuche mientras las autoridades municipales habilitan grandes torres sin que demuestren ser parte de un desarrollo sustentable previamente consensuado y planificado.

El conflicto y malestar vecinal, por cierto, muy limitado a la zona de Olivos y La Lucila, comienza a generarse en tiempos en que el intendente Enrique “Japonés” García da rienda suelta a las excepciones. Este habría sido uno de los motivos por el cual García terminó perdiendo las elecciones. La perdió ante un desconocido dirigente para la población de Vicente López, Jorge Macri quien con la promesa de terminar con las excepciones al decir de él “son corruptas”. Macri hizo de las excepciones, un verdadero festival. Ahora, la gestión de la intendenta Soledad Martínez, ajustándose a esos pliegos muy finos que ofrece el Código Urbano que muy bien sabe interpretar los empresarios, pareciera evitar incurrir en las mentadas excepciones.

300x250.gif
350x320 junio.gif