top of page

Milei lo hizo: Paro nacional, zona Norte con fuerte adhesión

Producto de las políticas del gobierno nacional, el movimiento obrero organizado convoca el jueves 9.

 

Como respuesta a las medidas y modelo ideológico que pretende imponer el gobierno nacional, que se manifiesta con tarifazos, despidos, caída de consumo, destrucción de PyMes, cierre de comercios, baja recaudación de impuestos, eliminación de obras públicas, desfinanciamiento a la educación, apertura indiscriminada de importaciones, y mientras el presidente viaja por cuestiones privadas utilizando dinero público y el avión presidencial, el paro nacional a realizarse el jueves 9 del corriente promete ser una suerte de respuesta política que podría resumirse en: hasta acá llegaste; pasaste todos los límites; el ajuste no puede recaer sobre el trabajador, el comercio y la industria y producción nacional.

  

Un paro organizado y promovido por el movimiento obrero organizado (CGT y CTA) que promete tener la contundencia que garantiza la fatla de transportes. Pero, sobre todo, una contundencia producto del capricho de un gobernante intolerante y autoritario que no escucha ni atiende reclamos, mientras quienes lo sostienen, un par de grandes empresarios (nacionales e internacionales) y dirigentes del PRO, del radicalismo y de la Coalisión Cívica terminan siendo cómplices de un esquema que en cinco meses, para poner un solo dato que revela el verdadero rostro del modelo, elevó la pobreza en un 20%, nunca antes visto en la historia nacional. Será, seguramnete, una jornda en que millones reflexionarán sobre el destino del país si se insiste con este modelo. Y quienes tienen responsabilidades legislativas, talvez, se tomen un descanso para considerar què implica votar sin chistar la Ley Base que merece el rechazo, entre otros, de sectores productivos,del trabajo, la cultura y educación.

 

A pesar de las extorsiones y amenazas del gobierno nacional, prometiendo descontar el día a quienes paran -en el sector estatal-, lo cierto es que el malestar de los trabajadores públicos es mayúsculo. Mientras el presidente, ministros y secretarios de Estado se aumentaron más del 100% el salario, y diputados y senadores el 140%, el empleado público cobra salarios indignos y corriendo detrás de la inflación.

 

Desde la Zona Norte, gremios como Sanidad (FATSA), SMATA, UOM, docentes, municipales, judiciales, Madederos, ATE, entre otros, y cámaras empresarias vinculadas a las Pymes, estarán expresándose durante la jornada del paro.

 

Al respecto, el sanisidrense Hugo Russo, Secretario Gral. de la Asociación Judicial de Buenos Aires, al momento de ser consultado por Lo Nuestro confió que “veo esto, lo recojo en cada uno de los tribunales donde concurro a dialogar con las compañeras y compañeros, un alto malestar con el gobierno de Milei”, y agregó: “te aseguro que muchas compañeras, compañeros creyeron de buena fe que el ajuste lo pagaría la casta, que no le iban a meter mano a los salarios, a las tarifas, al boleto de colectivo, que el Impuesto a las Ganancias no volvía”.

 

Quien también convoca al paro nacional es el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López. Víctor Pirillo, al frente de los municipales de Vicente López, sostiene que el paro es contra “el desastre macrista, contra la miseria kirchnerista y contra el ajuste brutal mileista, contra la reforma laboral; en contra de la eliminación de la protección contra el despido arbitrario por ser el trabajo un derecho humano fundamental; contra el recorte horario o reducción de jornada laboral que no puede confundirse con la creación de puestos de trabajo; contra la violación de la Constitución Nacional en la estabilidad del empleo público; por un sueldo digno para todos dado que el 80% de todos los trabajadores del país está por debajo de la línea de pobreza de los registrados y no registrados; por los jubilados y que el ajuste lo pague la casta y no el pueblo trabajador”.

 

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page