Mauricio Macri no defraudó, actuó coherentemente, ¡es personal de riesgo!

Tras vacunarse en los EE.UU


Mientras el periodismo macrista -de guerra se definen- hace todo el esfuerzo por ocultar, minimizar y justificar la vacunación de Mauricio Macri en los EE.UU, el otro sector de la prensa -oficialista incluida- se muestra ofuscada por el engaño del ex presidente. Macri, vale recordar, había dicho que no se vacunaría “hasta tanto no se vacune el último de los argentinos de riesgo y los trabajadores esenciales”.


A esta altura de los acontecimientos, descubrir que Mauricio Macri, con su instrumento político Juntos por el Cambio, ha incurrido en engaño es, cuanto menos, no considerar todo el historial del dirigente político y principal líder del espacio.


No es el caso recordar el farrago de engaños y mentiras dispensadas por el ex presidente. Sin embargo, resulta un tanto preocupante que cuando el país requiere de debates serios y profundos que ayuden a dar vuelta la historia reciente, exista un sector que se es detenga en estas cuestiones que no hace más que ratificar la coherencia de Mauricio Macri: dice una cosa y hace todo lo contrario. Nada nuevo bajo el sol.

Ya lo decía su madre: el problema de Mauricio es que es un tanto mentiroso. Como toda madre, protectora y generosa. El padre directamente lo descalificó al eyectarlo de la conducción de las empresas.

Cuando Mauricio estuvo al frente de las mimas, todo término como dejo al país: culo arriba. Las escandalosas cloacas de Morón, que entre coimas y demás yerbas, dejó sin cloacas al distrito y se cargó con la expulsión del intendente. Otro caso de pésimos manejos se produjo en la empresa SEVEL del Grupo Macri. La bomba explotó con la importación irregular de autos traídos desde Uruguay. La maniobra comercial terminó en los tribunales. Sin embargo, la corte menemista lo salvaron de ir preso. A modo de ampliar quién es de verdad Macri bastaría leer el libro de Luis Majul, Los dueños de la Argentina, y descubrir las maniobras no santas del ex presidente.

El “pecado” de Macri no son, simplemente sus mentiras, es lo que representa y el modelo que pretendió imponer en el país, con el daño que esto trajo aparejado. Y, esto es lo que debiera debatirse, por lo menos para quien esto escribe.


Queda claro que Mauricio Macri no defrauda a sus seguidores. Muy por el contrario. Es bien visto, al punto de tener un nada despreciable caudal electoral. Y un séquito de dirigentes que, a base de carpetazos y espionaje ilegal, los tienen bajo cuerdas. Caso contrario, no se explica el alineamiento de algunos de ellos y ellas, que tragan saliva.


Macri, fue claro, dijo: no se vacunaría hasta tanto no se vacune el último de los argentinos de riesgo y los trabajadores esenciales”. Él es un argentino de alto riesgo. Es vidente. lo demostró al gobernar. Ahora, eso de esencial, está por verse.


ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif