Mauricio Macri, con Vidal bajo control, amplía la grieta y sale con fuerte apoyo para Jorge Macri

A esta altura, todo indica que su candidatura se consolida sobre la base de alentar el enfrentamiento con el Frente de Todos

Foto: De aquel amor ya nada queda


A medida que pasan los días, el volumen político “Mauricio Macri 2023” va adquiriendo más fuerza. Esto muy a pesar del malestar que la situación genera no sólo en el PRO, en particular sobre Patricia Bullrich y Horacio Larreta quienes no ocultan pretensiones. Los radicales también están que trinan con las posturas del ex presidente. Así como objetan su precandidatura, también son críticos por la virulencia que expresa Macri a la hora de rechazar todo tipo de diálogo con el oficialismo.


Mientras el Frente de Toda brega, a partir del atentado contra la vicepresidenta, por “bajar un cambio” y buscar mecanismo de “diálogo” y de “mayor tolerancia” que haga más armoniosa y saludable la cotidianidad, desde Juntos por el Cambio, y en particular desde el macrismo se muestran renuentes. Esto surge de no pocas voces del macrismo. “Hasta que no hayan boqueado, que no estén en el piso con sangre, nada de diálogo”, rescató el matutino Clarín un supuesto textual de un alto dirigente del PRO. Cierto o no lo dicho, lo concreto es que el medio también juega políticamente.


Quien ya no juega en primera fila es Vidal. Tras hacerse pública las escuchas ilegales en el Banco Provincia orquestada por el gobierno de la entonces gobernadora sobre dirigentes opositores, Vidal reculó en chancletas con ser precandidata a presidenta. No son pocas las voces que especulan que Mauricio Macri la disciplinó, carpetazo de por medio. Al punto tal que la ex gobernadora y actual diputada nacional, que supo ser una fiel ladera de Larreta hasta hace poco, ahora apoya públicamente a Mauricio Macri.


Y en tren de apoyar y agrietar más aún la interna dentro de Juntos por el Cambio, la última estocada de quien quiere ordenar la interna con el objeto de consolidar su propia proyección, Mauricio Macri acaba de apoyar públicamente la precandidatura de Jorge Macri como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De este modo, el ex presidente se mete de lleno en la compleja y virulenta interna que Juntos por el Cambio tiene en CABA. Nada distinta a lo que sucede en el orden nacional.


Es dentro de esta alquimia que Horacio Larreta, que también rehúsa todo tipo de diálogo y entendimiento con el gobierno que permita recuperar pactos de gobernabilidad basado en la tolerancia y sensatez, pierde poder político.


En medio de este “bolonqui” por el que transita Juntos, Jorge Macri aparece como el dirigente con mayor capacidad electoral en el ámbito de la CABA.