top of page

Massa, distante del odio y violencia opositora, invita a conformar un gobierno de unidad nacional

Los sostuvo durante un encuentro destinado a recaudar fondos para la campaña electoral de Unión por la Patria


El candidato presidencial de Unión por la Patria, el peronista Sergio Massa, encabezó este lunes en Parque Norte un encuentro de recaudación de fondos para el segundo tramo de la campaña y subrayó que el oficialismo seguirá gobernando la Argentina. Una apuesta que dio pie para poner en evidencia los dos modelos políticos que están en juego. Al respecto, señalo que “Si quieren debatir el futuro lo vamos a empezar a debatir desde ahora. No le tememos miedo al futuro”. Y agrego: No nos une ni nos mueve el odio, no la violencia, no el deseo de desaparición del otro. Nos mueve un profundo amor por la Argentina.



Además, marcando una clara muestra de confianza y autoestima, y con datos que lo ubican ingresando a una segunda vuelta, el presidenciable dijo:”en primera vuelta o en segunda, vamos a seguir gobernando la Argentina”,


Frases sobresalientes:

Todos los que están acá dieron una muestra de confianza un poco mayor que el voto: poner un poco del ingreso propio en función de acompañar nuestros sueños, ideas, proyectos que son la invitación que hacemos a los argentinos a construir un país mejor.


En 40 años de democracia, uno de los grandes desafíos es construir el financiamiento de la política para que después no aparezca la sospecha de la venta de candidaturas


Es mucho más fácil pararse en una campaña desde la destrucción que desde la construcción, desde la oposición que desde la representación del oficialismo


A Argentina le han tocado transitar años muy difíciles. En 2018 el gobierno de entonces tomó una decisión casi criminal: construir un cepo de crecimiento y desarrollo para la economía argentina tomando un crédito impagable. Pero sobre todas las cosas condicionando en un programa que sigue siendo un enorme condicionamiento para el desarrollo de la Argentina.


El Programa de Desarrollo Exportador que vamos a presentar en unos días, con un gran equipo, mirando sector por sector de la economía. Vemos que lo que viene para la Argentina es muy importante si lo sabemos aprovechar, explotar, administrar para transformarlo en un proceso definitivo de crecimiento de nuestro país


Nos va a dar la autonomía y la libertad definitiva que en términos de desarrollo económico y de autonomía política necesita nuestro país


Hay que entender el mundo en el que nos toca vivir: un momento único para la Argentina en términos de aprovechamiento de recursos naturales y de capital humano. Un momento único para el desarrollo del sector agroindustrial, en el que la seguridad alimentaria y la batalla por las proteínas juegan un papel central. En el que Argentina junto con Brasil y Paraguay representa el 21% del total de las proteínas que consume el mundo.


Argentina con investigación aplicada y desarrollo agroindustrial puede crecer todavía mucho más. Y no solamente generar mucho más trabajo argentino exportado al mundo, sino exportaciones con valor agregado.


El año que viene se va a transformar en un primer gran año que debe ser el piso para el desarrollo del sector agroindustrial en la Argentina. Aspiramos y creemos que el 2024 va a ser un año de un saldo positivo muy superior al del 2022.


Más de 15.000 millones de dólares adicionales a lo que exportó en el sector agroindustrial Argentina en el 2022. No miramos solamente ese sector. La finalización del gasoducto Néstro Kichner, la puesta en marcha del Reversal del Norte que le permite a la argentina apuntar a exportaciones de gas nos pone en la oportunidad de tener un saldo positivo de entre 9 y 14 mil millones de dólares en el sector energético.


Nuestra balanza comercial puede terminar siendo esa plataforma que necesitamos para recuperar la credibilidad, la confianza y la fortaleza de nuestra moneda.


Cuando se habla de entregar la soberanía en términos de la dolarización o dolarización cobarde, que es la doble circulación, es resignarse a perder la capacidad como país de elegir cuál es el proyecto de desarrollo.


La competitividad de nuestra industria, los sectores a desarrollar, la elección de vectores estratégicos, es una elección que se puede hacer cuando uno tiene soberanía económica y la soberanía económica depende, entre otras cosas, de tener la capacidad de acuñar su propia moneda y de hacerla efectivamente creíble


Para hacerla creíble tenemos que tener una balanza comercial superavitaria y una economía informal minimizada.


El peso del sistema tributario argentino, la falta de simplificación, la superposición de impuestos entre la Nación, las provincias y muchas veces los municipios, también nos generan una pérdida de competitividad, la aparición o la multiplicación de la informalidad en la economía y en el mundo del trabajo.


Parte del problema a la hora de discutir la posibilidad de tener instrumentos del Estado que mejoren la participación del salario depende de tener la economía formalizada.


Reconstrucción de moneda, simplificación tributaria, economía formalizada, proyecto exportador, elección de los vectores de desarrollo económico de nuestra Nación, son nuestra responsabilidad como hombres de gobierno pero también como hombres del mundo de los negocios y las empresas. Es una tarea que debemos hacer en conjunto.


La Argentina tiene que romper esos vaivenes que nos ponen permanentemente avanzando y retrocediendo. En algún momento nos plantearon que la grieta es entre el campo y la industria; en otro momento que es entre el interior y Buenos Aires; y cuando no hay antagonismo en el proyecto productivo o en el proyecto federal de país, nos quieren envenenar con el antagonismo político. Desde el 10 de diciembre vamos a convocar a un gobierno de unidad nacional. Para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, esa es la premisa que nos puede permitir construir un proyecto de Nación.


Parece esto de “si saben lo que van a hacer, ¿por qué no lo hacen ahora?” Lo dicen después de que superamos la crisis, de que intentaron instalar en la Argentina el quiebre del orden institucional en agosto del año pasado, de que en la Argentina pusieron al borde de la división social y de la división política a los argentinos llevándonos al punto de tener que convivir con la impunidad de un intento de magnicidio. Después de varios intentos de corrida financiera, de haber tomado deuda y haber usado ese endeudamiento para financiar la fuga de capitales en la Argentina, de haber bloqueado en el Congreso las posibilidades de saber los argentinos quienes fugaron la plata porque no aprueban la Ley de Blanqueo. Después de bloquear prácticamente el funcionamiento institucional argentino.


Sobre todo, lo dicen después de que nos tocó convivir no solamente con la herencia de la peor deuda de la historia argentina, sino de la mayor deuda que el FMI accediera a otorgarle a un país. Después de que nos tocó administrar la peor pandemia del último siglo, después de que en el medio de ese proceso el mundo entrara en una guerra que cambió los precios relativos, después de que nos tocara enfrentar la peor sequía de la historia.


No lloramos. No soy de los que mariconea, soy de los que enfrenta cada uno de los problemas que le toca.


Así como mientras algunos en agosto del año pasado se escapaban, yo me hice cargo.* Tenía una responsabilidad con mi patria. Y hoy también tengo claro que tengo y tenemos con Agustín y todos en Unión por la Patria una responsabilidad con el futuro.


Frente a la idea de quienes creen que hay que destruir al Estado porque todo lo resuelve el mercado, los invito a creer en el estado como motor ascendente.


Desde hoy empezamos a contar lo que viene. Sin esperar al cambio de gobierno para plantear en el Parlamento o en instrumentos de gobierno los cambios que proponemos.* Desde mañana mismo con una primera modificación que va a permitir que en los próximos dos años, cada pyme que tome un trabajador, no pague aportes y contribuciones para transformar a los programas sociales en empleo, para incorporar a los jóvenes al mercado de trabajo, porque creemos en el trabajo como motor de la movilidad social ascendente día a día.


Si quieren debatir el futuro lo vamos a empezar a debatir desde ahora. No le tememos miedo al futuro.

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page