top of page

Más de 150 alumnos del “Paula” se sacaron las vendas de los ojos y levantaron barreras

Participaron de un encuentro con deportistas de la Fundación PowerchairFootball que desarrolla fútbol en sillas de ruedas motorizadas para integrar a personas con discapacidades motrices a la práctica deportiva


Conocer no es comprender, mucho menos contener, integrarse e integrar al otro. Más todavía cuando la discapacidad actúa como barrera que impide conjugar el mismo verbo: respeto en la diversidad. Abrirlas, seguramente, es un proceso cultural que requiere un aprendizaje y comprensión desde el vamos, desde que uno es niño. De ahí la importancia de iniciar el aprendizaje en las aulas. Y, además, activar políticas públicas al respecto.


Sin un Estado activo y solidario, quien tenga limitaciones difícilmente -imposible más bien- acceda a derechos inclusivos, por caso, pensiones por discapacidad. Con sólo pensar que en tiempos recientes (Juntos por el Cambio), más de 50 mil personas fueron dadas de baja del registro de discapacidad, lo que llevó a varias movilizaciones de los y las afectadas, da la pauta de contar con un Estado presente. ¿Alcanza?, nunca. Seguramente, porque el tema no es meramente económico.


Cuando días atrás más de 150 alumnos de la Escuela Municipal Paula Albarracín de Sarmiento de Vicente López se fundieron en una acción conjunta con la Fundación PowerchairFootball Argentina para realizar una actividad inclusiva con tres de sus jugadores, se daba un nuevo paso a la comprensión e integración. Un proceso -el de la comprensión e integración especialmente en las aulas-, que en este distrito comandado por Soledad Martínez viene plasmándose desde hace años.

Montados que agosto es el mes de la concientización de la atrofia muscular espinal (AME) se trabajó con la Fundación PowerchairFootball Argentina, a través de sus deportistas, en actividades integradoras. Por caso, que los alumnos se sienten en las sillas adaptadas que habitualmente utilizan los deportistas en sus habituales partidas.


Fueron alumnos de 3º año del turno mañana y de la tarde del “Paula” -Juan Bautista Alberdi 1227- que participaron junto a los deportistas Khaleb Manzur (21 años), Juan Bautista D`Angelo (18) y Juanita López Desanzo (16).


Los alumnos, antes del encuentro en la escuela, realizaron un trabajo de investigación sobre discapacidad e inclusión de las personas con discapacidad. También acerca del deporte adaptado, cómo se juega al PowerchairFootball y buscaron información del próximo Mundial de Australia que se jugará del 15 al 20 de octubre y que tendrá presencia argentina con la participación de Manzur y D`Angelo.


Durante las charlas los deportistas comentaron sus historias y cómo el deporte les dio un “impulso positivo y motivación a sus vidas”. Los alumnos no se quedaron atrás e intercambiaron preguntas y opiniones.


Para el cierre, la Fundación Powerchair llevó una silla que se utiliza en los partidos para que algunos subieran y la manejen simulando un partido. Momento en que los alumnos vivieron en carne propia lo que significa vivir con limitaciones. Si para algunos de los y las alumnas fue un buen momento para sacarse la venda de los ojos y levantar barreras contra la discriminación, el otro peldaño provendrá cuando ganen la calle y transmitan lo comprendido durante la jornada.


La AME es una enfermedad genética poco frecuente que afecta principalmente a niños y que se manifiesta por una pérdida progresiva de la fuerza muscular y puede afectar actividades esenciales como hablar, respirar, caminar o tragar.

La importancia de un diagnóstico temprano va más allá de simplemente poder identificar la enfermedad. Comprender lo que sucede en el paciente a tiempo impacta directamente en la efectividad del tratamiento, en su estabilidad emocional y la de sus familias, y en la prevención de complicaciones a largo plazo.


Asimismo, promover la detección temprana y un correcto diagnóstico de la AME puede marcar la diferencia en la vida de las personas, como lo demuestran las experiencias de Khaleb Manzur y Juan Bautista D´Angelo, quienes lograron un mayor control sobre su salud, mayor calidad de vida y asimismo convertirse en referentes internacionales de un deporte como powerchairfootball que motiva e inspira a tantas otras personas con el mismo padecimiento.


PowerchairFootball es un deporte mixto creado para personas que por sus patologías utilizan una silla de ruedas motorizada para la vida diaria. La mayoría de los jugadores tiene AME, síndrome de Duchenne y parálisis cerebral o lesiones medulares severas. La Fundación se dedica a desarrollar el deporte en todo el país.


La actividad, que busca visibilizar la temática de la discapacidad a través del deporte y sus protagonistas, está organizada por la Fundación PowerchairFootball Argentina y con el apoyo de la Secretaría de Educación del Municipio de Vicente López.


Acerca de Fundación PowerchairFootball Argentina


Su misión es desarrollar el fútbol en sillas de ruedas motorizadas en la Argentina para integrar a personas con discapacidades motrices a la práctica deportiva y promover su inclusión social, basándose en la generación de nuevos vínculos y amistades.

Su visión es ser “una organización deportiva prestigiosa y de referencia nacional e internacional que lidere el fútbol en silla de ruedas motorizadas en todo el territorio de la República Argentina”, participando activamente a nivel continental y mundial en el desarrollo de este deporte.

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page