La Feria de Artesanos de San Isidro se muda unos pasitos más allá de Plaza Mitre

Por las obras en la tradicional plaza


Con 50 años de vida activa y comprometida desde el plano cultural, la feria de los Artesanos de la Plaza Mitre de san Isidro debido a las obras que se están llevando adelante en el predio, estará atendiendo en la calle 9 de Julio, entre 25 de Mayo y Av. del Libertador. Están los sábados, domingos y feriados de 9:00 a 18:00, y hasta tanto duren las obras de la tradicional Plaza Mitre que lleva adelante el municipio



Hace tres semanas que la feria de artesanos se realiza los días sábados, domingos y feriados, de 9:00 a 18:00. En tiempos de pandemia, se redujeron los puestos, que funcionan bajo estrictos protocolos: uso de tapabocas obligatorio para feriantes y visitantes, cada puesto provee alcohol en gel y tienen un separador de nylon.


Silvia Guzmán, que desde hace 42 años tiene un puesto de joyería en plata con piedras naturales, celebró la decisión del municipio. “Nos escucharon y nos ayudaron; el intendente Posse es comprensivo y cuida las fuentes de trabajo en estos momentos tan difíciles. Estamos muy agradecidos por este cordón comercial que nos ofrecieron”, expresó la emprendedora sanisidrense.


El sábado pasado, este paseo de compras que nació en 1971, cumplió 50 años en el casco histórico. Gabriela Menguini, delegada de la feria, dijo que “no hay mejor manera de festejarlo que trabajando”.


Menguini remarcó que la charla con el municipio fue “auténtica”, y que la obra en la plaza Mitre era necesaria. “Es un orgullo ser sanisidrense y nos genera mucha satisfacción que arreglen esta plaza tan emblemática. El municipio siempre nos recibió y nos apoyó; entienden que formamos parte de la cultura local”, señaló.


El intendente Gustavo Posse recorrió los puestos y dialogó con los feriantes y visitantes. “Buscamos la mejor opción para que los emprendedores puedan trabajar mientras que se lleva adelante la reconstrucción total de la plaza Mitre”, indicó.


Y destacó la ubicación actual en la calle 9 de Julio que une el corredor peatonal de Belgrano hasta la plaza. “Los ayuda a incrementar sus ventas e incluso mejora la accesibilidad. Nuestra convicción es fomentar la economía local y sostener los puestos de trabajo”, afirmó Posse.


La variedad artística y de productos es amplia en este espacio. Desde caricaturas, serigrafías, fotografías artísticas, esculturas, pasando por artesanías en distintos materiales como metal, piedras y cerámicas, hasta carteras, libros y artículos para el hogar, entre otras cosas.


“En estas tres semanas el balance es muy positivo y a la gente le resulta más sencillo recorrer la feria. Esto es muy importante para nosotros; es nuestro lugar de trabajo, es cultura y es parte de nuestra vida. Estamos felices”, completó Elena García, que participa desde 1974 con su puesto de artesanías en metal con mariposas, colgantes e incluso angelitos y personajes imprescindibles del pesebre como José, María y Jesús.

300x250.gif
350x320 junio.gif