top of page

La “Crisis del cielo” no perdona: la Escuela Domingo Savio pasa a la órbita municipal

Se trata de un establecimiento dependiente del Obispado de San Isidro. El municipio asume el financiamiento administrativo. Estaría invirtiendo menos millonario salario de funcionarios.


A poco más de 100 días del gobierno de los hermanos Milei y Juntos por el Cambio, el modelo económico exigido por las grandes corporaciones empresariales, especialmente extractivistas y financieras, está mellando bolsillos de millones de seres y socavando al sector productivo nacional. La crisis no perdona al que trabaja y produce. Registros oficiales y privados así lo denuncian: caída del 30% de la recaudación del IVA, escalada de precios, despidos masivos en empresas, suspensión de turnos en automotrices, cierre de empresas, tarifazos en todas las direcciones mientras salarios y haberes jubilatorios siguen perdiendo por goleada. Bajo este complejo marco que promete más deterioro social y económico, el Obispado de San Isidro logró que el municipio de San Isidro se haga cargo del Colegio Parroquial Santo Domingo Savio, con el fin de garantizar su funcionamiento en lo que refiere a cuestiones administrativas. Recibe a más de 40 niños del barrio La Cava.

A tal efecto, el intendente Ramón Lanús (Juntos por el Cambio) y el Obispo Coadjutor de la Diócesis de San Isidro, Monseñor Guillermo Caride, firmaron un convenio para que el Centro de Primera Infancia que pertenece al Colegio Parroquial Santo Domingo Savio, pase a depender de la Municipalidad. Este establecimiento, ubicado en Andrés Rolón 1370 en Béccar, tenía dificultades para seguir funcionando.


La medida, que va a contramarcha de lo que impulsa el intolerante, agresivo y autoritario presidente Milei, fue bien recepcioanda por diversos sectores de la comunidad toda vez que la educación, más si es pública, es garante de igualdad y calidad educativa. Sectores sindicales, políticos, por caso PJ-Unión por la Patria y Frente Renovador, ven con buenos ojos el convenio. Si bien no se conoció el alcance del mismo, trascendió que el municipio destinará cerca de 3 millones de pesos por mesa para el establecimiento. Menos de lo que perciben no pocos funcionarios municipales de la gestión Lanús.

El espacio -que actualmente tiene una matrícula de 42 niños, entre 45 días y 2 años, mayormente del barrio La Cava- pasará a formar parte de los Centros Faro de la Primera Infancia (anteriormente llamados Centro de Integración y Cuidados Infantiles, CICIs), bajo el nombre de “Santo Domingo”.


 “Es muy importante que podamos trabajar en equipo en pos de sostener un espacio tan valioso para los chicos y sus familias. El cuidado integral de los niños durante sus primeros años de vida son determinantes para su crecimiento. Por eso la importancia de tener estos centros para que reciban la educación, el cuidado, la contención y el acompañamiento que necesitan”, explicó el intendente Ramón Lanús.


El Colegio Parroquial Domingo Savio, que pertenece al Obispado de San Isidro y está ubicado también en el barrio La Cava, cuenta con nivel inicial, primario y secundario. Tiene una matrícula de 1.100 estudiantes, en su mayoría niños y adolescentes del barrio.


En el año 2017 la comunidad del Domingo Savio sumó la propuesta de un Centro de Primera Infancia para niños de hasta 2 años, pero en los últimos años tuvieron dificultades para mantener su funcionamiento por lo que propusieron al municipio articular para sostener el espacio.


Los Centros Faro tienen como misión poner foco y mirada en el niño y su entorno, acompañando el desarrollo vital de las primeras etapas de vida, creando redes de contención para estar atentos a sus necesidades y promover el desarrollo cognitivo a través de herramientas lúdicas. Se busca acompañar a los niños desde sus 45 días hasta los 3 años de vida.

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page