Julio Zamora: “Esta gran celebración es la síntesis de lo que queremos para Tigre, un pueblo unido"

Lo sostuvo luego de participar de la procesión náutica por el Día de la Virgen


“Como intendente de este distrito, considero que esta gran celebración es la síntesis de lo que queremos para Tigre, un pueblo unido”, señaló el intendente Julio Zamora tras participar de la celebración por el 72° aniversario del Día de la Inmaculada Concepción, patrona del distrito, coincidente con el Día de la Virgen que celebra la iglesia católica en todo el país. Una celebración que al igual que años tras años es coronada con la tradicional Procesión Náutica. El oficio religioso contó con la presencia del Obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea.


La actividad inició con el recorrido de la virgen desde la Parroquia Inmaculada Concepción hasta la calle Lavalle, donde se realizó la Santa Misa presidida por Ojea. Continuó con la procesión náutica y culminó con el acto central, bajo la atenta mirada de los fieles. El jefe comunal estuvo acompañado por su esposa, la concejal Gisela Zamora y el presidente del HCD de Tigre Fernando Mantelli. El evento fue transmitido a través de la página oficial de Facebook del Municipio y su canal oficial de Youtube.


“Compartimos una fiesta de mucha alegría que no solo es religiosa sino que representa una manifestación popular muy masiva, sobre todo porque de a poco comenzamos a dejar atrás la pandemia que tanto dolor y tristeza causó. La palabra del Obispo Monseñor Ojea, como representante influyente de la Iglesia, fue un mensaje muy contundente para continuar trabajando juntos por una ciudad mucho mejor, donde prevalezca la paz y la prosperidad. Como intendente de este distrito, considero que esta gran celebración es la síntesis de lo que queremos para Tigre, un pueblo unido”, señaló el jefe comunal.


La celebración inició en horas de la tarde en la Parroquia Inmaculada Concepción, con la procesión de la Virgen María a pie desde Av. Liniers 1560 hasta la intersección de Lavalle y Madero, donde se realizó la Santa Misa, a cargo del presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Oscar Ojea. Durante la ceremonia lo acompañaron el Obispo auxiliar referente de la zona Tigre, Monseñor Raúl Pizarro, el párroco de la Inmaculada Concepción, José Luis "Cote" Quijano y párrocos de distintas localidades del distrito.


“Vengo a la procesión desde hace 12 años y para mí es una emoción muy grande porque la presencia de la virgen crea lazos y ayuda a comunicarnos más allá de las ideologías y diferencias que tengamos. Me parece muy fuerte la devoción que hay hacia ella en Tigre y sin dudas que cuando llega este día nos hace muy bien a todos. Creo que la pandemia llevó a las personas a un límite donde la fe se hizo presente junto a la creencia de un ser superior; este es un buen momento para replantearse cosas que le den sentido a la vida”, expresó Monseñor Ojea.


Luego, la celebración continuó con la tradicional procesión náutica por el río Luján, encabezada por la embarcación que trasladó a la virgen y que tuvo como punto de partida y llegada el muelle de la Prefectura Naval Zona Delta, en un recorrido que pasó por el Puerto de Frutos y el Museo de Arte Tigre (MAT). Una gran cantidad de botes y lanchas se sumaron a la emotiva caravana detrás la embarcación principal, mientras desde la costa de Paseo Victorica, los fieles saludaron su paso, agitando pañuelos blancos y amarillos, expresando sus deseos y agradecimientos.


El acto central se llevó adelante en Paseo Victorica, en un marco de emotividad y manifestaciones de fe por parte de la comunidad. Posteriormente, se proyectó un show de luces sobre el edificio del club Regatas La Marina. Cabe remarcar que en diciembre del 2019, a pedido de la comunidad, el intendente Julio Zamora firmó un decreto que estableció la suspensión del uso de fuegos artificiales en actos oficiales y espectáculos públicos del Municipio para concientizar a la ciudadanía.


En paralelo, en los jardines MAT, se desarrolló un brindis con representantes de cientos de instituciones del partido, quienes contemplaron el paso de la procesión náutica por el río Luján. Allí, el jefe comunal destacó la labor de las entidades locales durante la pandemia y su compromiso cotidiano con la comunidad.


En Tigre, desde 1854 cada 8 de diciembre se venera a la Virgen, y a partir de 1949 se integró la procesión náutica como parte de la celebración. En el 2007 los festejos tomaron mayor relevancia gracias al trabajo articulado del Municipio con la comunidad católica, quienes recuperaron los valores religiosos de la conmemoración con un perfil popular.


Estuvieron presentes: el presidente del Honorable Concejo Deliberante (HCD), Fernando Mantelli; los concejales Javier Parbst, Rodrigo Molinos, Lucas Gianella y Florencia Mosqueda; el secretario General, de Obras y Servicios Públicos, Pedro Heyde; el secretario de Desarrollo Económico y Relaciones con la Comunidad de Tigre, Emiliano Mansilla; la secretaria de Desarrollo Social y Políticas de Inclusión, Cecilia Ferreira; el secretario de Salud, Fernando Abramzon; el subsecretario de Obras y Servicios Públicos, Carlos Villarreal; el subsecretario de Protección Ciudadana, Pedro Ridosz; la subsecretaria de Mujeres, Géneros e Infancia, Nadia Olivieri; el subsecretario de Promoción Social, Marcelo Marina; la subsecretaria de Deportes, Natalia Gómez; el subsecretario de Educación, Renso Heredia; el presidente del Consejo Escolar de Tigre, Adrián Pintos; y demás autoridades comunales.


Asimismo, participaron: el Prefecto Mayor Jefe de Prefectura Zona Delta, Don Diego Alberto Ruata; el Prefecto Principal Martín Mugherli; el Comisario Mayor director de seguridad Islas, Jesús Jaime; el procurador de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Astarloa y el comisario mayor Jefe Departamental Tigre, Lucas Borge.

300x250.gif
Gestoria Noemi ok.jpg