Israel gratamente sorprendido con AySA por cómo detecta fugas de agua

Malena Galmarini recibió a la Embajadora de Israel, Galit Ronen. Conversaron, entre otros temas, sobre el proyecto Utilitis que “permite detectar fugas de agua en la red a través de la utilización de imágenes satelitales provistas por el satélite argentino SAOCOM”.

Si alguien sabe cómo cuidar el agua, allí donde es un bien sumamente escaso, es el estado de Israel. Es uno de los países que más seriamente se aboco al tema. Más aun cuando ocupa un territorio en que la aridez del terreno es exige creatividad e inteligencia. Producto del estudio y de un adecuado desarrollo tecnológico, Israel es tomado como modelo. Seguramente bajo esta impronta fue que la presidenta de AySA, Malena Galmarini, mantuvo un encuentro de trabajo con la embajadora israelí, Galit Ronen. Estuvieron reunidos en la sede de la empresa, y el tema central fue explorar las posibilidades de cooperación entre AySA y el Estado de Israel en materia de gestión de agua y saneamiento.


Galit Ronen reconoció el trabajo en conjunto de ambos países destacando iniciativas como el proyecto Utilitis, que “permite detectar fugas de agua en la red a través de la utilización de imágenes satelitales provistas por el satélite argentino SAOCOM”. Proyectos, vale recordar, el desarrollo tecnológico, que el macrismo dejó de lado, no solo degradando el ministerio de Ciencia y Tecnología, sino con el desfinanciamiento de investigación y producción.


El encuentro entre ambas funcionarias dio lugar para avanzar en conversaciones respecto a “tecnologías que permiten reparar las pérdidas sin la necesidad de abrir zanjas”.


La presidenta de AySA, por su parte, enumeró uno por uno los objetivos estratégicos de AySA y su correlato en la innovación técnica que está realizando en el marco de sus operaciones: micro y macro medición, reuso de agua, renovación de la red de mayor antigüedad, aplicación de metodología de la ciencia de datos en la operación comercial y el aprovechamiento de los lodos.


Por último, ambas coincidieron en la necesidad de impulsar un consumo racional del agua y priorizar la mejora de los servicios de agua en los barrios más postergados.


El encuentro es otra muestra más de la estrecha relación que existe entre ambos países, que se plasmó con la primera visita del presidente Alberto Fernández a Israel, considerada un hecho histórico.


Malena Galmarini y Galilt Ronen, estuvieron acompañadas por el Gerente de Relaciones Internacionales de AySA Gonzalo Meschengieser y por el Delegado Comercial de la Embajada, Mariano Dujovne. Además, acordaron continuar construyendo mecanismos de cooperación para mejorar el acceso al agua a través de una agenda conjunta.


300x250.gif
muestra gestoria2.jpg