HCD de Vicente López: “a un paso de ser la Venezuela de la región”

La franca y legítima mayoría es utilizada por el macrismo para dejar al resto de los bloques imposibilitados para el debate. El doble discurso de Juntos por el Cambio


Por: Tano Armaleo.- Si en la actualidad, el Concejo Deliberante de Vicente López tiene una franca y clara mayoría enrolada en Juntos por el Cambio -16 concejales sobre 24 -, de persistir los resultados del domingo, las elecciones de noviembre le otorgarían mayor poder al intendente Jorge Macri. Si se tomara la falacia con la que suele machacar la oposición, se podría decir que “Vicente López es la Venezuela de la Región Norte”. El tener una franca y legítima mayoría termina por convertir, en este caso, al Concejo Deliberante de Vicente López en una “mera escribanía del intendente Jorge Macri”,definía, oportunamente, el dirigente y vicepresidente del PJ Néstor Bachés que apoya, como PJ, tras las PASO, la lista que lleva como candidato a concejal a Lucas Boyanovky.


Hoy, así lo vienen denunciando concejales opositores, el Concejo Deliberante de Vicente López “no es el ámbito parlamentario por excelencia”, se la escuchó refunfuñar, en más de una oportunidad, a la concejal Sofía Vanelli (FR-Frente de Todos). Por su parte, el concejal Marcelo Chocarro -monobloque vecinal- no se cansa de repetir “que el bloque oficialista no permite y no quiere dar debate, no quiere que la gente sepa de qué se trata”. Cierto es que a la fecha el principal bloque opositor (FdT) no ha tenido la fuerza y capacidad, o vocación, para que el ciudadano de a pie se entere de estas "irregularidades".


Por su parte, diversas agrupaciones vecinales objetan que el control mayoritario que tiene el macrismo impide y “cercena la calidad institucional” que debiera tener todo Concejo Deliberante. Y ponen como ejemplo, las reiteradas sanciones de Ordenanzas de Excepción que permiten avanzar con torres en zonas donde el Código Urbano lo impide.


Extrañamente, el macrismo es uno de los abanderados nacionales que insiste en que si el oficialismo nacional (Frente de Todos) ganara las elecciones y metiera más diputados, estaríamos a “un paso de ser Venezuela”. Argumento que, en una sociedad seducida, conquistada y sometida a las reglas de la devoción algorítmica y mediática, y con gran fatiga intelectual, termina siendo consumida como una verdad revelada.En esto ayudan y muchos ciertos medios de comunicación. Queda claro que Argentina no está cerca de Venezuela, mucho menos de Chile, Brasil o Tanzania. Y tampoco Vicente López es Venezuela.


Lo cierto es que el actual Concejo Deliberante de Vicente López -esto es por decisión política del macrismo-, los debates parlamentarios, al igual que los trabajos de Comisiones no son materia de consumo diario. Queda claro que el bloque de Juntos por el Cambio, actúa, en su gran mayoría, con una prodigiosa capacidad de inercia y limitación política. Es en este punto en que lo de “mera escribanía del intendente Jorge Macri”, cobra fuerza.


Seguramente, y detrás de estas cuestiones y disquisiciones políticas, y a 37 años de la recuperación democrática, queda pendiente discutir, analizar el rol de los Concejos Deliberantes. También habría que considerar la representatividad popular. Es cierto que sin mayoría se torna complicado, y en algunos casos tóxico y extorsivo legislar en minoría. Es lo que sucede en la provincia de Buenos Aires donde el gobernador Kicillof se topa con la permanente obstrucción opositora en el senado.


No muy distinto sucede en el Congreso de la Nación donde Juntos por el Cambio no se cansa de poner palos en la rueda. A diferencia de Vicente López, el Frente de Todos abre el debate en el Congreso de la Nación permitiendo que los bloques opositores den rienda suelta a sus diatribas sobre el gobierno.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif