HCD de San Isidro: aguas revueltas al límite de un maremoto

Toda la oposición coincide en reclamar que se trate el presupuesto y la Rendición de Cuentas

Foto: Concejal Durand


Las aguas están revueltas, y no son pocos los que auguran que podría producirse en maremoto, en el Concejo Deliberante de San Isidro. El causante de semejante hecatombe proviene por lo que la oposición denuncia: el oficialismo municipal evita tratar la Rendición de Cuentas (2019) y el Presupuesto 2021. En esta saga se ubica la mayoría de los integrantes del bloque del Frente de Todos que salieron con la realidad como punta de lanza. “San Isidro merece tener presupuesto y su Rendición de Cuentas, pero lo que hemos visto a lo largo del año es que, aún sin mayoría en el Concejo Deliberante, el Intendente maneja el dinero de los contribuyentes a su antojo”, aseguró ante la prensa la concejal María “Pupi” Durand (FR-Frente de Todos).


Por otro carril, el la derecha, nos referimos al bloque vecinalista “Convocación por San Isidro” que abreva del pensamiento de Juntos por el Cambio, acaba de emitir un comunicado donde objeta al possismo de “esquivar el tratamiento y posible rechazo en el Concejo Deliberante de la Rendición de Cuentas municipal” y la falta de “tratamiento del Presupuesto 2021”. No muy distinta es la postura del concejal Marcos Cianni (La Campora), quien confió ante Lo Nuestro que, “así, tal cual insiste el Departamento Ejecutivo en mantener el presupuesto es imposible votarlo”, y lo propio manifiesta en torno a la Rendición de Cuentas (2019). Ciani dejo en claro que la única manera de aprobar el presupuesto 2021 es que “el DE se avenga a realizar los cambios ya sugeridos. Entre estos menciona obras de infraestructura para barrios empobrecidos, como Santa Rosa, plan de asfalto y mayor presupuesto en política de género.


Bajo este cuadro político, el oficialismo municipal tienen una complejísima labor legislativa se pretende, de verdad, hacer pasar ambos temas por el HCD. Cuanta con 11 ediles a favor, y 13 enrolados en la oposición.

La peronista Durand sostuvo que la falta de tratamiento y aprobación de la Rendición de Cuentas, y del Presupuesto 2021 para San Isidro “son producto de una combinación entre la falta de transparencia de Posse y la mala estrategia de diálogo de la oposición”.


Durand añadió que “San Isidro merece tener presupuesto y su Rendición de Cuentas, pero lo que hemos visto a lo largo del año es que, aún sin mayoría en el Concejo Deliberante, el Intendente maneja el dinero de los contribuyentes a su antojo”.

Al respecto, la concejal consideró que “frente a esta realidad que nos plantea el oficialismo y pese a que nosotros presentamos un proyecto alternativo, la oposición no llegó a un punto de encuentro que impidiera al Ejecutivo recurrir, por ejemplo, a la prórroga del presupuesto de este año. Todo esto en un momento histórico en el que se podría haber logrado una mayoría. En contrapartida, la situación consagra peligrosamente la imposibilidad de limitar el manejo de nuevos fondos provenientes del aumento de tasas que impulsó el Intendente. Básicamente, transforma el presupuesto en un dibujo”.


Del mismo modo, Durand alertó que “la Rendición de Cuentas no tuvo el debido contralor que establece la división de poderes. Eso, en un marco donde el Intendente no cumplió con el presupuesto votado”, dijo y detalló que “se sub ejecutaron partidas del área de salud y ayuda social. A la vez, el área de género, por primera vez y con impulso del Frente Renovador, preveía un fondo de 150 millones de pesos para iniciar el Programa de Lucha contra la Violencia de Género pero sólo ejecutó 28 millones en todo 2019. No sabemos a dónde fue a parar toda esa plata”, concluyó la concejal.

Foto: Bloque de Concejales vecinalistas


En tanto, el vecinalismo reclama “el tratamiento urgente de la Rendición de Cuentas 2019” que tenía como último plazo el pasado 9 de diciembre, según detallaron. Además, explicaron que “del análisis de lo presentado se observó un déficit al día de la fecha de más de 6500 millones de pesos. El possismo se está escudando detrás de la pandemia para no tratar la Rendición de Cuentas, por eso estamos insistiendo con una prórroga para tratarla de manera urgente,” indicó la Concejal de ConVocación por San Isidro Catalina Riganti.


Por su parte, el concejal radical Gabriel Estoroni expresó que “la deficitaria rendición de cuentas que aún no hemos podido tratar por segundo año consecutivo, demuestra la mala gestión municipal. Los vecinos pagan sus tasas y no reciben los servicios que merecen.”