Gustavo Posse estaría imponiéndose en la interna de la UCR sobre Maximiliano Abad

Tras años sin democracia partidaria, el domingo vuelven a probar el sabor gratos de las urnas. Sondeos de empresas privadas le otorgan ventaja a la lista del sanisidrense


El domingo el radicalismo de la provincia de Buenos Aires estará utilizando las urnas para definir la presidencia partidaria. El sanisidrense, Gustavo Posse enfrentará al actual oficialismo que impulsa al diputado provincial Maximiliano Abad como titular del Comité Provincial. El legislador es impulsado por el ex vice de Vidal, Daniel Salvador. Los radicales también irán a las urnas en la provincia de Córdoba.

Según sondeos al cual pudo acceder Lo Nuestro, Posse estaría imponiéndose sobre su rival por una diferencia cercana al 20%. De confirmarse estos datos, seguramente, el radicalismo irá en busca de aquellos envejecidos y escasos laureles que aún conserva. Aquellos que le fueron arrebatados por el macrismo al momento de llegar al gobierno nacional y provincial.


Donde mayor incidencia electoral refleja la lista “Protagonismo radical” es en la 1ª y 3º Sección Electoral. Posse, cabe recordar, es parte de una suerte de reagrupamiento interno del radicalismo que tiene figuras como las del senador Martín Lousteau, Juan Manuel Cassella, Federico Storani, y Enrique “Coti” Nosiglia, Luis Mestre, entre otros. “Protagonismo radical” procura dejar atrás la actitud “servil y sumisa”, tal cual describen en este espacio radical.

La intención de “Protagonismo radical” es “recuperar los valores y principios del radicalismo, para hacernos cargos del partido al cual nos debemos”, según detalla Martín Lousteau.


Del otro lado de la vereda se ubica Maximiliano Abad, que además de contar con el acompañamiento de Daniel Salvador, tiene el guiño de algunos intendentes del PRO y del vidalismo.


De este modo y tras largos años sin democracia y debate interno los “boinas blancas” estarán disputando mucho más que una interna: definirán si seguirán siendo socios minoritarios y con escasas incidencia en un Juntos por el Cambio regenteado por el macrismo.