Flexibilización laboral: pelea de fondo entre el modelo macrista y el del Frente de Todos

El sindicalista Pirillo desnudó al saltimbanqui Martín Lousteau

Foto archivo: Pirillo junto a Rubén "Cholo" García de la Federación de Sindicatos Municiaples


Sin dobleces y con la contundencia que la situación amerita, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López, Víctor Pirillo, salió al cruce de la propuesta de reforma laboral impulsada por el actual Senador Nacional Martin Lousteau, ex ministro de Cristina Kirchner, ex funcionario de Macri, creador de su propio partido y ahora, abrevando de la UCR. El sindicalista también objeta al empresario textil Teddy Karagozian que abona la implementación de la mentada reforma laboral, lo que se conoce como flexibilización.


Pirillo alertó que “gobernantes, empresarios para estatales que siempre han vivido de este y legisladores proponen imponer una reforma laboral flexibilizadora mediante la cual el trabajador despedido resignaría cobrar su justa indemnización, es decir la actual indemnización completa suplantándola a esta con otra compensación que se percibiría de modo mensual y en cómodas cuotas. Se sabe que los empresarios utilizarían esto para reducir puestos de trabajo casi sin costo alguno abriendo las puertas a despidos masivos. Hoy, con un 50% de desocupación es hartamente difícil por no decir imposible conseguir un trabajo formal, con lo cual está garantizado que esa indemnización mochila va a ser consumida rápidamente por el trabajador renunciante o despedido. Aparte este nuevo modismo tiene la intención oculta para dejar sentada la base, como quiere Brasil, que en muy poco tiempo los empresarios avancen sobre el cercenamiento de otros derechos de los trabajadores como ser los aguinaldos, las vacaciones, insalubridades y los plus salariales, entre otros. La mochila es el pasaporte seguro a que en poco tiempo el sector del trabajo se vea usando grilletes, como le gustaría conforme al proyecto presentado al actual Senador Lousteau”.


El titular del gremio de los municipales, se preguntó “Porque este señor ahora quiere cambiar las leyes laborales que como empresario textil le posibilitaron amasar unas de las mayores fortunas de la Argentina, con lo cual está a la vista que no es un problema de las leyes vigentes, sino de estrategias de producción, de insertar mediante capacitación a desempleados al mundo del trabajo, de ganar mercados externos y de dejar de lado a empresarios millonarios conservadores con fábricas pobres y obreros pauperizados.”


“Lousteau -dijo Pirillo- un mediocre funcionario de la gobernación de Felipe Solá, y un aprendiz de economía como Ministro autor de la conflictiva “125/2008” de la que nunca se hiciera una autocrítica, para hablar y pretender cambiar condiciones de trabajo, primero tendría que aprender lo que es trabajar e instruirse seriamente para dejar de ser un oscuro y anodino más de la política Nacional que tanto daño le ha hecho a la sociedad y desistir con acciones temerarias como ésta para generar políticas que garanticen que solo los peores como él obtengan los mejores cargos”.


Además, el secretario Gral. del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López se refirió a la reducción horaria que plantean sindicalistas como Palazzo y Yasky a modo de sumar más gente al mundo del trabajo formal. Sin embargo, Pirillo teme que detrás de estas avanzada criteriosa por parte de Palazzo y Yasky, se monten las “manos traviesas” de un empresariado que sólo busca reducción salarial y restarle derechos al trabajador.