Fernando Moreira entregó medidores de dióxido de carbono a escuelas privadas

Son equipos que controlan la ventilación en las aulas, fundamental para controlar la expansión del COVID


La pandemia aún no se fue. Si bien hay mayor optimismo debido a la muy buena campaña de vacunación que llevó a cabo el Gobierno y a la merma de casos positivos de Covid registradas en las últimas semanas, no hay que relajarse. Mucho menos los funcionarios, para que no ocurra lo que está sucediendo en la escuela ORT de Capital Federal donde se detectó un brote de la variante Delta.


A manera de prevención para que ello no suceda es que el municipio de San Martín adquirió 70 equipos medidores de dióxido de carbono, a través de un acuerdo de cooperación con la Universidad Nacional de Hurlingham, que los desarrolla en el país a un costo mucho más bajo que los medidores importados.


Estos equipos fueron destinados a 43 escuelas de gestión privada del distrito de San Martín y para el Liceo Militar.


En un acto donde se hizo efectivo la entrega de los medidores estuvieron presentes el intendente de San Martín, Fernando Moreira; la secretaria para la Integración Educativa, Cultural y Deportiva del Municipio, Nancy Cappelloni; la jefa regional de la Dirección de Educación de Gestión Privada de la Provincia, Adriana Juárez; la inspectora Mónica Ladich; el subsecretario de Educación de San Martín, Gustavo Perazzo; la presidenta del Consejo Escolar, Lidia Trinidad, entre otras autoridades provinciales y locales.


“Estamos dando una ayuda importante a las escuelas de gestión privada, que estaban necesitando este recurso para que la vuelta a clases presenciales sea de la manera más segura, y con estos medidores van a poder controlar que la ventilación sea la correcta.” Destacó el jefe comunal Fernando Moreira.


Y agregó: “La educación es una de nuestras prioridades, por eso siempre estamos cerca de cada estudiante, de cada familia, y en especial durante la pandemia brindando apoyo escolar y acompañando la revinculación de los que perdieron contacto con sus escuelas”.


Por su parte, Cappelloni reafirmó: “Desde el Municipio estamos totalmente comprometidos con la educación, fortaleciendo los ámbitos donde transitan las infancias y las adolescencias, para lograr un rendimiento óptimo en sus aprendizajes”.


La importancia de la presencia del Estado, no sólo en las instituciones públicas, sino asistiendo a las escuelas privadas, hace que -en definitiva- mejore la calidad de vida de todos los niños que estudian en el distrito y es una forma de retribuir y distribuir los ingresos.


Los medidores ya fueron entregados en las escuelas de gestión pública a través del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En esta ocasión, los recibieron directoras y directores de instituciones privadas a través del Municipio de San Martín.


A través de esta tecnología, con estos equipos desarrollados en la Universidad de Hurlingham, se puede determinar el grado de saturación de dióxido de carbono en las aulas y otros espacios escolares, para saber si están correctamente ventilados y aptos para desarrollar las clases y prevenir contagios de Covid-19. También servirán luego de la pandemia para conocer en detalle el nivel de dióxido de carbono con las estufas de gas encendidas.