En San Martín la lucha contra violencia de género es abordada con medidas concretas

El intendente Fernando Moreira destacó la importancia del Programa Acompañar que otorga apoyo económico


Cuando se habla de injusticias sociales, no sólo está vinculado con el mal reparto de la riqueza o cuestiones clasistas que repercuten en la educación y la salud, sino que también hay cuestiones culturales que resolver. Por supuesto que estas últimas están vinculadas con las primeras mencionadas y, en todas, se requiere de un Estado presente para tratar de evitar todo tipo de inequidades.


Muchas veces las injusticias se manifiestan por la violencia. Es así cuando los poderosos (o quienes se sienten superiores), con determinadas características psicológicas, ejercen violencia sobre los más indefensos. Esta violencia se puede expresar en infinidad de variantes: económica, física, psicológica, etc. Puede ser de un empleador hacia un empleado, de un mayor a un niño, de un varón a una mujer, entre otros. En todos estos casos se necesita de la presencia del Estado, ya sea para prevenir e intentar que el agresor deponga esa actitud, tanto como para contener al receptor de la violencia que queda desamparado y a merced del violento si se siente impune.


Durante muchos años la cultura machista hacía la vista gorda sobre las injusticias y la violencia ejercida hacia las mujeres. Como todo cambio cultural, es lento y demanda mucho tiempo, pero cuando el Estado tiene una postura activa e interviene, ayuda a acelerar los tiempos de dichos cambios culturales.


La iniciativa del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación brinda asistencia económica y psicosocial a mujeres y personas LGBTIQ+ que están atravesando una situación de violencia de género.


En el municipio de San Martín lo llevan a cabo a partir del Operativo Territorial del Programa Acompañar, que está funcionando en la Escuela Municipal de Danza, Música y Circo en José León Suárez – Av. Juan Manuel de Rosas y 9 de Julio-.


El intendente de dicho distrito, Fernando Moreira, junto a la secretaria de Mujeres, Géneros e Infancia, Marcela Ferri, recorrieron la Escuela para seguir de cerca el Programa Acompañar donde hasta el viernes 2 de julio, de 10 a 15 horas, trabajadoras de la secretaria de Mujeres, Géneros e Infancia del Municipio junto a un equipo de profesionales estarán entrevistando y tomando los datos de cada persona que solicite la inscripción al programa. Es importante saber que no hace falta asistir con una denuncia.


“Es una política realmente muy necesaria, un reconocimiento que apunta a la autonomía económica de las personas que estén en una situación de violencia de género. Y es importante destacar que es compatible con la Asignación Universal por Hijo, solo tienen que acercarse a conocer los requisitos”, destacó Marcela Ferri.


En este sentido, el Programa Acompañar otorga un apoyo económico equivalente al Salario Mínimo, Vital y Móvil por 6 meses consecutivos, y se lleva adelante un acompañamiento integral mediante el acceso a dispositivos de fortalecimiento psicosocial, coordinado con los gobiernos provinciales y locales. Para mayor información, ingresar a https://www.argentina.gob.ar/generos/plan_nacional_de_accion_contra_las_violencias_por_motivos_de_genero/programa-acompanar/operativos-territoriales.


Además, el Municipio de San Martín cuenta con el Sistema de Protección Integral que brinda orientación, abordaje integral y tratamiento especializado, a través de los Programas Amparo, Sin Violencias, Tratamiento grupal para varones con conductas violentas y el Programa de Monitoreo a agresores.


También cuenta con el Espacio Mujeres, que ofrece atención integral en casos de violencia de género; una guardia permanente a través de la línea gratuita 147, opción 1, que asiste situaciones de violencia de género las 24 horas, los 365 días del año; y una Mesa Local de Erradicación de la Violencia contra la Mujer.


Por otro lado, el Municipio tiene disponible cinco consultorios para las personas de la diversidad sexual, espacios que facilitan el acceso a derechos; una Consejería de Géneros y Diversidad para jóvenes; y se creó una licencia para trabajadoras municipales que atraviesan situaciones de violencia.


Sería importante que pronto tanto estos programas, como estas secretarías y ministerios no sean necesarios por una madurez del conjunto de la sociedad donde el respeto sea el común denominador en un país donde se respete al otro y la violencia se haya erradicado en todas sus manifestaciones.