El sueño de Antonio Cafiero sigue vigente: una Argentina justa, libre y soberana

Hoy se conmemore el 100° aniversario del natalicio de quien fuera Ministro, diputado nacional y gobernador de Buenos Aires.

Archivo: Cuando la democracia estuvo en peligro y amenazada por un intento golpista, Cafiero, el peronismo, no dudo, cerró filas junto al entonces presidente Raúl Alfonsín


Columna de opinión: Fabián Brest*

Este 12 de septiembre el Peronismo con mucho cariño y respeto conmemora el 100° aniversario del natalicio del compañero Antonio Cafiero, el militante sin tiempo. Uno de los líderes políticos más trascendentales en los últimos 39 años en la Historia de la Argentina.


Gobernador, Diputado y Senador Nacional por la Provincia de Buenos Aires, vecino declarado en 2012 por el Concejo Deliberante “Personalidad Destacada de San Isidro”. Antonio Cafiero, nos identifica a las compañeras y los compañeros Peronistas del distrito con ese legado que marcó a lo largo de toda su vida, que continúa vigente en nuestro accionar político territorial; un corazón militante dispuesto al combate por los ideales, su lealtad con la causa histórica del peronismo y su profundo e inclaudicable compromiso y espíritu democrático.


Pertenezco a esa generación que nació a la vida y a la militancia peronista fuertemente comprometida con el liderazgo de Antonio Cafiero, en él, encontramos la comprensión doctrinaria de la importancia de dar la lucha en el campo de las ideas sustancial en la reconstrucción del Pensamiento Estratégico para la Acción Política, en procura de hacer realidad nuestra causa transformadora. Fue así, que junto a él, asumimos el desafío que nos deparaba la Renovación Peronista. Era necesario que el Peronismo iniciara un proceso de democratización interna de sus estructuras partidarias para adaptarse a los nuevos tiempos. En este contexto, su liderazgo con sabiduría nos condujo hacia el camino de la defensa, el fortalecimiento y la consolidación de los consensos indispensables para la vida en democracia.


Aprendizaje que hoy más que nunca, cobra fundamental importancia tras el intento de magnicidio contra nuestra Vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, suceso ocurrido hace unos días. Las rémoras de un pasado autoritario, la búsqueda del disciplinamiento del pensamiento nacional y popular, la apelación discursiva al odio permanente, por parte de una minoría corporativa y mediática, que responde a intereses desestabilizadores de la Institucionalidad, produjeron el hecho de Violencia Política más grave desde el regreso a la Democracia que a todas y a todos tanto nos ha costado recuperar, y que en la actualidad vuelve a ponerse en riesgo. Antonio Cafiero es el más fiel exponente de una dirigencia política comprometida en la construcción de consensos para procurar la Paz Social y la Unidad Nacional.


Siempre se concibió como un militante. Con esa humildad, nos planteaba que el poder no es para otra cosa que para transformar la realidad de nuestra sociedad, concebirse como militante es uno de los máximos legados que nos ha dejado a cada uno de los peronistas. Nos enseñó que el verdadero significado de la Lealtad es asumirnos como militantes para luchar por nuestra verdad, servirla y seguirla por toda la existencia, haciendo de nuestro accionar político, una herramienta fundamental para la transformación de la realidad en procura de la felicidad del pueblo y la grandeza de la patria.


En tal sentido, el mejor homenaje que podemos realizarle al cumplirse 100 años su natalicio es recuperar su legado y la enseñanza que nos dejó a la militancia peronista, pero que se hace extensiva al conjunto de la política y la sociedad argentina. Recordando una de sus frases "Si uno sueña solo. Solo sueña. Pero si sueña con otros, hace la historia", este es el tiempo de que nuevamente hagamos historia trabajando unidos para construir una Argentina más justa, libre y soberana.


Fabián Brest

Concejal MC.

Ex Presidente del PJ San Isidro ESPACIO SAN ISIDRO