top of page

“El único ranking que puede exhibir Vicente López es el despilfarro del dinero de nuestra comunidad

La Rendición de Cuentas volvió a poner en el recinto la "falta de transparencia administrativa". Por otra parte, el municpio se encamina a regularizar la ilegalidad


Columna de opinión: Por Laura Braiza*

“El único ranking que puede exhibir Vicente López es el despilfarro del dinero de nuestra comunidad”.

Días atrás, el Concejo Deliberante de Vicente López aprobó la rendición de cuentas y memoria correspondiente al año 2022 con el voto negativo de nuestro bloque. Esta instancia es -junto con el presupuesto anual- uno de los actos institucionales más relevantes que tiene nuestro sistema representativo, ya que quienes fueron elegidos para administrar los recursos públicos deben rendir cuentas de cómo lo han hecho.


Como venimos subrayando año a año desde nuestro bloque, el ejecutivo municipal gobierna de espaldas a las y los vecinos del distrito. Con criterios metodológicos poco claros, licitaciones fantasmas, bloqueo y dificultades para el acceso a la información pública y procedimientos opacos que sumergen a nuestro distrito en los puestos más bajos de los rankings de transparencia de los municipios de la provincia de Buenos Aires. Vicente López se encuentra desde hace más de una década en el laberinto de la transparencia diseñado por el intendente devenido en DJ, Jorge Macri.


Pensando lo público desde una planilla de Excel y como si fuera una empresa, la administración de JxC presenta los recursos públicos como si fueran privados. Así las cosas, se jacta del “equilibrio” fiscal, que significa tener más de 10 mil millones de pesos en plazo fijo, lo que equivale a la suma del presupuesto que asigna a las Secretarías de Obras, Cultura, Educación, Seguridad, Fiscalización y Control y Desarrollo Social. Pero no sólo eso. Plantea además en el presupuesto, gastos en áreas sensibles que luego subejecuta.


Para el año 2022 le propuso a la ciudadanía aplicar $2.878 millones de pesos en gastos que luego no utilizó y mandó “a trabajar” al sistema bancario, postergando mejoras en nuestras localidades y en los barrios más relegados del distrito. Como sostuvimos en la sesión, la eficiencia pública no está en el saldo de la cuenta corriente, sino en mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas que mes a mes pagan sus impuestos y contribuciones. ¿Acaso es eficiente proveer servicios de menor calidad? ¿o postergar la provisión de derechos? ¿O que un vecino/a se tenga que endeudar para arreglar la vereda o podar el árbol que está frente a su casa? Nos preguntamos qué responderían las y los vecinos de Vicente López a cada una de estas preguntas. El -ahora- candidato porteño y su suplente no recorren el distrito que les encomendamos administrar por medio de nuestro voto. La única mirada que tienen sobre el territorio es la que les dan las redes sociales.


De allí la millonaria cifra destinada a publicidad, propaganda, análisis de medios, adecuación de bases de datos, mailing, temperatura de las redes sociales, que ponen a Vicente López al tope del ranking de municipios que más gastan en estos menesteres. Cualquier persona que viva en el distrito sabe que en nuestras localidades crece en forma incesante la especulación inmobiliaria. Porque tiene la angustia de tener que mudarse y no sabe cómo hacerlo, o porque cada día que sale de su casa hay una obra nueva en su barrio. El “festival de excepciones” es tan evidente que hasta ha sido retratado en medios nacionales insospechados de ser kirchneristas.


Ahora, en esta rendición de cuentas descubrimos que el gobierno municipal pretende llevar adelante una amnistía para las obras irregulares que quedaron fuera del Código de Ordenamiento Urbano. Por eso, volvemos a retomar aquella propuesta que Jorge Macri le hizo a la ciudadanía en su campaña de 2011 y que luego resultó un engaño. Reclamamos la suspensión de las construcciones por 90 días y que sean los vecinos quienes decidan en qué ciudad nos merecemos vivir. Este bloque ha presentado numerosos proyectos vinculados a la transparencia y el acceso a la información que aún no han sido tratados, entre ellos el “Proyecto para garantizar el Acceso a la Información Pública”, un modelo que se elaboró en la gestión de la ex Gobernadora Vidal -cuando era orgullosamente bonaerense- pero el oficialismo lo mantiene bloqueado en comisión.


No hay pedido de informes que presente la oposición que sea atendido por el oficialismo del ejecutivo municipal. Muchos de esos informes no son más que la canalización de reclamos de vecinas y vecinos que quieren saber qué y cómo actúa la administración de JxC. Se trata de un derecho básico y elemental de nuestro sistema democrático. Vicente López es de los municipios más ricos del país y también uno de los menos transparentes. Tenemos recursos económicos disponibles para mejorarlo. Lo que lamentablemente no tenemos es una administración municipal que lleve la bandera de la transparencia más allá de lo discursivo.

Juntos por el Cambio tiene la decisión política de llevar adelante una gestión pública opaca. Quizá esa sea su principal bandera, la única que los une. Creemos que no se puede gobernar para el marketing político, creemos que se puede hacer mucho más por Vicente López. Nuestros vecinos y vecinas se lo merecen.


*Laura Braiza, concejala (Frente de Todos)


Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page