Del holocausto, a festejar 60 años de Damas Rosadas

Celebración que contó con la presencia de la intendenta Soledad Martínez y el Ministro Jorge Macri. Placa en reconocimiento, y mención especial a la Dama Liliana Margulies de Salomón (101 años) sobreviviente del holocausto


Con la presencia de la intendenta Soledad Martínez, la asociación Damas Rosadas festejó 60 años de actividad y compromiso con la comunidad, en particular con todo lo relacionado al ámbito de la salud. La jefa comunal, acompañada por el Ministro de gobierno porteño, Jorge Macri, entregó una placa conmemorativa. Quien hoy es un verdadero emblema y ejemplo de compromiso es el de Liliana Margulies de Salomón, sobreviviente del holocausto. Aquella terrible persecución y asesinato de judíos y gitanos perpetrado por el régimen nazi en la Alemania de 1938. Antes del holocausto propiamente dicho, la “campaña” contra judíos se puede resumir en la Noche de los Cristales. Montado en discursos de odio y faltos argumentos (políticos y legales) el nazismo termino mandando a campos de exterminios a millones de personas. Aún hoy, hay quien niega o minimiza aquellos acontecimientos. Lo propio sucede en el orden local con la violación de derechos humanos perpetrada por la dictadura del 76 que se cargó con 30 mil desaparecidos.


Si la historia avala el desarrollo de Damas Rosadas, el otro eslabón relevante lo da el involucramiento de más de 300 voluntarias que brindan acompañamiento, contención y confianza a los pacientes y las familias durante una estadía hospitalaria. Son un claro ejemplo de entrega solidaria.


“Trabajan con referentes locales del sector de la salud pública para poder llegar a los grupos sociales más vulnerables y de mayor riesgo sanitario”, destacó Soledad Martínez ante la atenta mirada de Jorge Macri quien la ha elegido como su candidata a sucederla en el 2023.


La jefa comunal le entregó a Liliana Margulies de Salomón el decreto que la declara vecina destacada de Vicente López. Lilana nació en Austria en 1921 y proviene de una familia judía. En la década del 30, a sus 18 años, escapó del holocausto y emigró hacia Buenos Aires. Desde hace 56 años forma parte del voluntariado y a sus 101 años continúa acompañando a pacientes, médicos y familiares en su tránsito por el hospital. Seguramente, entendiendo que del dolor se sale con amor, sin odio y ni venganza, Liliana con sus años e historia a cuesta honra la vida.

Las Damas son un pilar fundamental de la comunidad de Vicente López, y después de 60 años siguen siendo un modelo y una referencia para quienes más lo necesitan.