top of page

¿De verdad quieren destruir el CONICET?: primera vacuna íntegramente desarrollada en el país

Daniel Filmus y Carla Vizzotti presentaron el refuerzo "ARVAC Cecilia Grierson", para mayores de 18 años, íntegramente desarrollado en nuestro país y que recibió el visto bueno de la Anmat.



Mientras un sector de la política, intolerante y autoritaria, promete “destruir el CONICET”, la racionalidad, la investigación, la paciencia y la confianza desplegada por investigadores presentaban un nuevo orgullo nacional. Se trata de la primera vacuna desarrollada íntegramente en Argentina como refuerzo contra la Covid-19, "ARVAC Cecilia Grierson", para mayores de 18 años, presentada este miércoles tras la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y su par de Salud, Carla Vizzotti, quienes coincidieron en afirmar que se trata de "un día histórico de la ciencia argentina" porque permitirá sustituir la importación de vacunas y exportarlas.


"Es un día histórico y significa un hito para la ciencia y tecnología argentina en este momento. Fueron tres años de trabajo muy duro, de mucha inversión del Estado, de trabajo conjunto entre el Conicet y la Universidad Nacional de San Martín", dijo Filmus al encabezar junto a Vizzotti la conferencia de prensa dada este mediodía en el salón Malvinas Argentinas del Polo Científico Tecnológico.


"Ha sido un trabajo articulado, también, con el sector privado apoyado por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y que da lugar a la primera vez que Argentina puede tener un desarrollo propio, nacional, con sus investigadores, por su capacidad y su inversión durante años en ciencia y tecnología y en investigación básica. Da lugar a que sea la primera vacuna no sólo de Argentina sino también la primera vacuna contra la Covid en toda la región", destacó Filmus.

El proyecto, vale recordar, fue liderado por Juliana Cassataro, investigadora del Conicet en la Universidad Nacional de San Martín, desarrollado en conjunto con el Laboratorio Cassará e impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Agencia I+D+i, posible gracias a la participación de más de 600 científicos y profesionales, 25 instituciones y más de 2000 voluntarios.


Foto Camila Godoy


La ministra Vizzotti dijo a Télam que "la inversión en este proyecto fue de 7 millones de dólares por parte del Laboratorio Cassará a través de esta iniciativa público privada. Desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología, para el ensayo clínico, fueron 1700 millones de pesos -de inversión- sin contar toda la gente que está trabajando en el Conicet, en las universidades y en Anmat, que trabajan todos los días para eso también".

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page