Dónde quedó el Covid-19

La guerra y la remarcación de precios dejó a un lado la angustia sanitaria. Registros oficiales: 4.647 contagios y 71 fallecimientos


Increíblemente y por esos hechos nada casuales, y en un mundo convulsionado por el conflicto entre Rusia y Ucrania, claramente alimentado con “combustible de la OTAM”, en particular de los EE.UU, la pandemia paso a un segundo lugar en el imaginario popular y en necesidades gubernamentales. Así fue que países como Argentina, gracias al masivo plan de vacunación y adecuadas medidas sanitarias, hoy enfrenta la pandemia con suma jerarquía profesional. Esto ha llevado a que durante las últimas 24 horas, se registraran 4.647 contagios y 71 fallecimientos. La atención popular, ya no se centra en estos datos aportados por el Ministerio de Salud. Atrás han quedado los aplausos y felicitaciones sobre todo el personal que, en plena crisis pandémica, entregaron todo de sí. Muchos dejaron la vida.


Cicatrizado el dolor e incertidumbre que trajo la pandemia, la atención popular pasa por resolver la cotidianidad. Aquella que los benditos mercados -en realidad un puñado de empresa- , se empecinan en remarcar precios a fin de obtener ganancias superlativas. Ahora bajo el argumento de la guerra. Al derecho o al revés, “los mercados” siempre ganan. De ahí la importancia de un Estado ordenador. Que ponga límites a la voracidad empresarial y cuide el bolsillo de la población. En definitiva, que ponga el mismo empeño y fuerza que puso al inicio de la pandemia.


Si en aquel momento el Estado demostró la importancia de estar activo y presente, en estos momentos se torna imperioso que ponga límites a la voracidad de un puñado de empresarios.


Encanto a la pandemia, vale mencionar que a la fecha el país registra 127.257 fallecidos-


Por otra parte, la cartera sanitaria indicó que son 768 los internados con coronavirus en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos en el sector público y privado, para todas las patologías, de 38.9% en el país y de 40.1% en el Área Metropolitana de Buenos Aires.