top of page

Corrupción en el senado: frustrado el “golpe de estado”, y compra de voto mediante, el gobierno logró aprobar la Ley de Bases

Los hermanos Milei obtuvieron facultades especiales. En el camino dejaron reforma previsional, Impuestos a las Ganancias y Bienes Personales.

“Por esos argentinos que sufren, que esperan, que no quieren ver a sus hijos irse del país, para esos argentinos que merecen recuperar el orgullo de ser argentinos, mi voto es afirmativo”, sostuvo una alegre y victoriosa vicepresidenta Victoria Villarruel al momento de desempatar la votación. Esto sucedía, entrada la noche del miércoles 12, cuando 36 votos logrados con manos de la Libertad Avanza, la UCR, del PRO, dos legisladores de Unión por la Patria, y la ausencia de dos senadores de Santa Cruz, y cifra similar plasmada por senadores de Unión por la Patria y bloques provinciales, llevó a la presidenta del senado a desempatar.

 

De este modo, el senado daba lugar a la Ley de Bases mediante la cual el gobierno de los hermanos Milei, junto a sus socios de Juntos por el Cambio, dieron un considerable paso en materia legislativa que, a la luz de lo redactado en cada uno de esos artículos, promete un serio retroceso a nivel institucional -se le otorgan facultades especiales al intolerante y autoritario presidente-  y de los intereses nacionales y en todo lo referido a derechos sociales y laborales. La Ley deberá ir a la Cámara de Diputados para que finalmente de curso, cuestión que se descarta sea aprobada la mentada legislación.


En el camino quedaron artículos como Impuestos a las Ganancias y Bienes Personales que no encontraron curso. Del mismo modo que no encontró cauce eliminar la Moratoria Previsional. También se logró, a partir de la presión opositora, eliminar la privatización de empresas como Aerolineas Argentinas, Correo, y Radio y TV Argentina, por caso.

Sin embargo, los hermanos Milei obtuvieron facultades especiales y cambios considerables en temas laborales y en el denominado Régimen de Grandes Inversiones (RIGI), lo que abre la puerta a la expoliación de recursos naturales a cambio de un par de monedas para el tesoro nacional. Atrás queda el argumento oficial de que "necesito la Ley para poder cambiar el país". Podrá gobernar con Ley un un complejo marco de tarifazos y degradación salarial, mientras la industria y el comercio padece la crisis en carne propia

Fiel al estilo de la derecha, cambiar ejes de discusión armando falsos relatos, el gobierno luego de montar una brutal represión e impedir que la gente se exprese libremente, dijo que "grupos terroristas intentaron perpetrar un golpe de Estado". En realidad, el escrito de presidencia decía "perpetuar un golpe de Estado". Más allá del error de redacción, lo preocupante es la liviandad con la que presentó el relato que no intenta más que "alimentar la caldera de ese porcentaje que lo acompaña (a Milei) asumiendo que todo lo que dice, como si fuera un gran profeta o encantador de serpientes, fuera la verdad revelada", razonaban senadores de la oposición.

Así como el gobierno está acusado de corrupción administrativa, al punto tal que la Ministra Sandra Pettovello está en el centro de las denuncias penales, no menos sucio fue el lograr el voto de senadores a cambio de favores personales y supuestamente obras para sus provincias; y cargos en empresas estales para el oficialismo de Entre Ríos que preside Rogelio Frigerio.

 

El senador radical por Corrientes, Eduardo Vischi, antes de votar aseguró que tenía “muchas dudas, pero muchas dudas” con respecto a la Ley, sin embargo terminó levantando la mano. Más extraño fue el voto de la senadora neuquina, Lucila Crexell, de Cambio Federal. Su voto fue positivo, y todo indica, a cambio de la embajada de la UNESCO en Francia. Semejante manejo, que algunos lo comparan con la compra de votos en tiempos del radical Fernando de la Rúa (Ley Banelco), terminó con una denuncia penal. T

 

Si esto es grave, peor aun resultó otorgarle -Unión por la Patria y algunos senadores radicales se opusieron- facultades especiales al presidente de la nación.

 

La senadora por Tierra del Fuego, Cristina López, expuso en el senado aquello que el mundo lee sin comprender cabalmente cómo el país subió al ring a un presidente intolerante y autoritario que asegura que “soy un tipo que vengo a destruir el Estado”. "Sólo un desquiciado puede aumentar un 1.200% las tarifas de energía", sostuvo la legisladora, y añadió que sólo a "un enfermo mental le da placer dejar sin comida a su pueblo y tener el nivel de crueldad que ostenta el mandatario".

 

De este modo, el senado de la nación, donde los salarios de las “ratas” y “coimeros” (así define Milei a legisladores) subieron considerablemente por arriba de la inflación, le otorga facultades especiales a un presidente que podrá armar y desarmar institucionalidad y socavar estructuras estatales sin control alguno.

ความคิดเห็น


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page