CIPPEC presentó análisis y balance del proceso de virtualidad en la Cámara de Diputados

A un año de su implementación y a pesar de las aireadas críticas de Juntos por el Cambio, que finalmente terminó asumiéndola, el sistema marcó un "hito en la historia de disputados".


A un año de la primera sesión virtual de la historia en la Cámara de Diputados, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) presentó un informe bajo el nombre “Sesiones Virtuales, un Hito en la Historia de Diputados” en el que destaca el proceso de modernización e innovación impulsado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, durante la pandemia por COVID-19 para garantizar el funcionamiento de la HCDN.


De acuerdo con el trabajo elaborado, CIPPEC define al proceso de adopción de herramientas tecnológicas para el trabajo legislativo remoto como un “hito” en la Cámara de Diputados. Y destaca el trabajo coordinado de todas las fuerzas políticas y personal de la Cámara de Diputados para el desarrollo del sistema telemático, entendiendo que “el Congreso debía participar activamente en la definición y control de políticas públicas en el marco de la emergencia sanitaria”.


El informe analiza el “proceso de adopción e implementación de las nuevas tecnologías” tomando como ejes la “legitimidad, la integridad, la accesibilidad y la transparencia del proceso legislativo”, y su impacto sobre las funciones de legislar, controlar y representar.


“Debemos transitar el camino de la innovación y la modernización del parlamento como instrumento de la democracia. Adaptar la democracia al Siglo XXI, porque la tecnología vino para quedarse y ser parte de nuestra vida. Somos contemporáneos a la revolución de la tecnología y la información, y la representación de la gente no puede estar ajena o negarse a ese hecho”, expresó Massa.


En materia de legitimidad, el CIPPEC resume el camino hacia el funcionamiento remoto y destaca el consenso para que la Cámara de Diputados continuara funcionando en el marco de la pandemia, logrando celebrar el 13 de mayo de 2020 la primera sesión mixta en la cual se aprobó el Protocolo de Funcionamiento Parlamentario Remoto con 248 diputados y diputadas a favor y dos en contra. Por otra parte, enfatiza en las medidas adoptadas “con la finalidad de proteger el proceso legislativo de intromisiones externas y garantizar la identidad de los usuarios”, destacando los convenios con el Registro Nacional de las Personas (ReNaPer) y con la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT) que permitieron garantizar la seguridad en el proceso remoto.


El informe pone en valor la “igualdad de acceso” que permitió la adopción del sistema telemático, logrando la pluralidad de voces y garantizando el federalismo. “La virtualidad puede favorecer el presentismo: permite acceder desde cualquier punto del país y aprovechar días que tradicionalmente se ocupaban en viajes del distrito a la sede del Congreso en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, detalla. A su vez, se resalta la transparencia del sistema remoto, que exige a que todas las reuniones de comisión y las sesiones remotas sean transmitidas en vivo para garantizar su publicidad y que también las grabaciones deban permanecer disponibles en los canales institucionales de la Cámara.


Además, el documento rescata las percepciones de los diputados frente a la adopción de las nuevas tecnologías y presenta una encuesta realizada a los legisladores que asegura que el 77% de los diputados cree que el mecanismo utilizado garantizó la integridad legislativa y el 80% cree que las sesiones virtuales mantienen o mejoran la transparencia del trabajo legislativo.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif