Boulogne: más de 13 mil personas festejan

En dos meses estarán conectados a la red cloacal. La presidenta de AySA, Malena Galmarini, estuvo supervisando los trabajos junto a vecinos, concejales y el director del Bco. Provincia Sebastián Galmarini


Es una obra largamente reclamada por la comunidad del Barrio BASI de Boulogne que “en dos meses estará finalizada”, tal cual aseguró la presidenta de AySA Malena Galmarini al momento de supervisar los trabajos. Esto sucedía hoy, cuando la funcionaria, junto al director del Banco Provincia Sebastián Galmarini y los concejales Soledad “Pupi” Durand y Federico Meca, y decenas de vecinos recorrían las obras que baneficiará a poco más de 13.000 personas; el 100% de los habitantes del barrio. También estuvieron los ex concejales Juan Medina y Gonzalo Beccar Varela, quienes en su momento junto al también concejal Marcela Duirrieu, tomaron el reclamo vecinal. También estuvo presente la vicepresidenta del Partido Justicialista de San Isidro Liliana Burgos


Hacía años que concejales del Frente Renovador-Frente de Todos, venían reclamando ante las autoridades municipales y de la estatal AySA que el Barrio BASI del bajo Boulogne logre estar conectado a la red. Cabe recordar que, durante el gobierno de Juntos por el Cambio, este tipo de obras se vieron suspendidas. Lo propio sucedió con el tendido de red de agua potable. Debió llegar un nuevo gobierno, en este caso el del Frente de Todos, para volver a recuperar un modelo político que garantice cálida de vida a miles de vecinos.


Al respecto, Malena Galmarini expresó: “Nuestros concejales nos dijeron que los vecinos y las vecinas estaban peleando por esto y hoy lograron lo que parecía imposible que es tener el cien por cien de agua y el cien por cien de cloacas afectado a la red de AySA, es decir, a un servicio seguro. Todo mi agradecimiento y mis felicitaciones para ellos”.

La obra, que se encuentra en su etapa final y fue gestionada ante la empresa por los concejales del espacio del FR-FdT, consiste en integrar las viviendas al sistema perimetral ya existente.

Una vez concluidos los trabajos, mejorará la higiene y situación sanitaria de 1500 familias, aproximadamente 13.000 personas, que representan el 100% de los habitantes del barrio.



Consultado Sebastián Galmarini aseguró estar “muy contentos de haber podido intervenir para que todo el BASI tenga cloacas. Sólo se trataba de gestionarlo porque la red pasaba por la vereda de enfrente, pero nadie se ocupó antes de la necesidad de estas personas”.


“Es una alegría enorme llevar una solución concreta al pedido de 13.000 vecinos que durante 40 años pidieron soluciones en todas las ventanillas posibles y nadie los escuchó”, dijo la concejala Durand a la vez que agregó: “Malena apenas asumió, al enterarse de esta situación, no dudó un segundo en impulsar las obras necesarias para que las familias tengan garantizados sus derechos más fundamentales”.


Por último, el compañero de banca, Federico Meca dijo que “era una urgencia que se conectara la conexión a este servicio y logramos que fuera prioridad para las autoridades de AySA. Ahora el BASI es un barrio saneado completamente y con un servicio de agua potable y cloacas para todos sus habitantes”.


Además de los vecinos y vecinas del barrio que se sumaron a la recorrida, los referentes del Frente Renovador estuvieron acompañados por la vicepresidenta del Partido Justicialista de San Isidro Liliana Burgos y personal de la empresa AySA a cargo de las obras.