Barrio La Cava; pequeños grandes cambios

En una acción conjunta entre el Municipio y el gobierno Nacional, se avanza con la apertura de calles, cloacas, desagües pluviales, agua corriente, alumbrado, nuevas viviendas y espacios públicos.



En medio de una pobreza estructural que atraviesa el país, seriamente marcada a partir de la irrupción, entre otras causantes, de golpes militares y una injusta distribución de la riqueza, barrios como La Cava de San Isidro que bien podría ser ese símbolo de la incapacidad, de todos los gobiernos, en no poder, o no querer -especialmente aquellos que abrevan de modelos neoliberales-, dar vuelta la historia, nuevamente encuentra un poco de luz. Sucede que por estas horas, el gobierno de Alberto Fernández y el del intendente Posse están ejecutando diversas obras de infraestructura para La Cava. De este modo, una vez más, es el Estado populista quien, aún con todas las limitaciones y contradicciones del caso, atiende a la población empobrecida. En este caso, se trata del avance del plan de mejoras urbanísticas en el barrio para mejorar la calidad de vida de unos 13 mil vecinos.


Las obras contemplan apertura de calles, cloacas, desagües pluviales, agua corriente, alumbrado, nuevas viviendas y espacios públicos.


Actualmente, se construyen redes de desagües pluviales, conductos cloacales y red de agua en Elflein, entre Jorge Newbery y Alvarado.


En cuanto a la apertura y pavimentación de calles (con veredas incluidas) se realizarán entre la avenida Andrés Rolón, Hudson, Intendente Neyer, Tomkinson, Riobamba y Jorge Newbery.

Cabe recordar que durante el gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández se construyeron más de 100 viviendas para familias del barrio. Si bien no eran aquellas casas que bien podrían ser comparadas con otros planes que supo entregar el peronismo, éstas fueron lo más aproximado. Cuando fue el turno del gobierno de Juntos estos planes de viviendas quedaron truncos, se suspendieron las construcciones en La Cava..


Otra obra clave para el barrio La Cava será la construcción de una red pluvial para mitigar inundaciones que tendrá una estación de bombeo con cámaras de inspección y sumideros.


Además, habrá una renovación del sistema hidráulico con la colocación de más de 2600 metros de cañería. En una segunda etapa, en un trabajo conjunto con AySA, se construirá una estación de bombeo cloacal.

Los trabajos son parte del convenio firmado entre el Municipio y el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación.