top of page

Argentina a contramarcha del mundo

Crisis con China, quiebre diplomático con Nicaragua, Venezuela y Cuba



El malestar en estamentos diplomáticos locales y en sectores económicos y políticos por la falta de criterio en separar fundamentalismo dogmático y vetustas ideologías frente a relaciones criteriosas, es “preocupante”. Sucede que el gobierno nacional, a instancias de la Canciller, Diana Mondino, anunció que no designará embajador en Nicaragua, Cuba y Venezuela. No satisfecho con esta extraña impronta ideológica, la relación con China, socio preponderante y fundamental en materia económica, está más que agrietada.


Si las expresiones del presidente Milei tildando, en plena campaña, de dictador al premier chino, Xi Jinping, además de anticipar que no designaría embajador y rompería relaciones comerciales entre ambos estados, fueron consideradas por diplomáticos de carrera como “dañinas para los intereses argentinos”. No menos afortunado resultó el proceder de la Canciller. Frente al cuerpo diplomático de la gran potencia mundial y en claro gesto de sumisión a los EE.UU, reconoció, de algún modo, a Taiwán como estado independiente desconociendo el reclamo chino en torno al territorio que le fuera usurpado. Una jugada que no es gratuita.


En medio de tantas contradicciones por parte de la Cancillería Argentina, el gobierno de China congeló el último tramo del swap por 6.500 millones de dólares que en octubre había firmado Alberto Fernández, según informaron fuentes del gobierno saliente.


El swap había sido ampliado por ese monto luego de una reunión bilateral de Alberto Fernández con Xi Jinping en Beijing, donde también se había reafirmado la continuidad del trabajo conjunto en la Franja y la Ruta de la Seda.

Además, China tiene en plena ejecución (y financiamiento) obras de suma importancia para el país: las represas Néstor Kirchner y Carlos Cepernic, respectivamente. También está en juego la compra de aviones de guerra. El gobierno de Milei, respondiendo a presiones de los EE.UU, ha decidido cerrar la futura compra de cazas F-16 con el país del norte. En un país “sin plata”, como dicen desde el gobierno, resulta llamativa dicha negociación.


Por otra parte, el gobierno de España acaba de cerrar un acuerdo comercial con Venezuela. Se firmó un trato comercial entre REPSOL y el gobierno de Nicolás Maduro vinculado a negocios petroleros. Antes, EE.UU autorizó a la empresa Chevron a cerrar acuerdos similares para la explotación petrolera.

250x300.gif
CREAR_Banners_Nacionales_08_300x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page