top of page

ACUMAR continúa con los monitoreos de bioindicadores en la Cuenca Matanza Riachuelo

Con la intención de conocer el estado del agua, sedimentos y hábitat de la Cuenca


Tal cual lo viene ejecutando el gobierno del Frente de Todos, la ACUMAR -Autoridad Cuenta Matanza Riachuelo-, a instancias del presidente del ente regulador, Martín Sabbatella, continúa con los monitoreas de bioindicadores en toda la traza de la cuenca. Esto luego de años de desidia por parte del gobierno de Juntos por el Cambio que, bajo el modelo neoliberal que instrumentó, desafecto partidas presupuestarías para áreas de esta índole.


De este modo, y recuperaron el rol que se le asignó oportunamente al organismo, personal especializado de ACUMAR , junto al Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet” de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata – CONICET, llevaron adelante la campaña de muestreo de macroinvertebrados, diatomeas y clorofila. Estos estudios se realizan semestralmente y otorgan información valiosa sobre el estado ambiental en la Cuenca.


A través del análisis de las muestras obtenidas se realiza un diagnóstico de la calidad del agua, los sedimentos y el hábitat en la Cuenca Matanza Riachuelo. Los macroinvertebrados dan información sobre la contaminación tóxica al igual que las diatomeas (microalgas silíceas), que además son indicadoras del estado del agua. Por otra parte, la clorofila da cuenta del enriquecimiento con nutrientes del cuerpo de agua en diferentes sectores de la Cuenca.


La importancia de los macroinvertebrados y las diatomeas, al igual que otros organismos como los peces, consiste en que son bioindicadores que brindan información sobre el estado del ambiente. Su análisis permite diagnosticar la calidad ambiental para diseñar medidas de control y gestión de los sitios muestreados.


“ACUMAR sigue presente, trabajando todos los días en distintos puntos de la Cuenca para controlar y realizar un seguimiento del estado del ambiente, y así, construir en base a ese diagnóstico las políticas públicas más adecuadas para fortalecer la recuperación ambiental de este territorio”, destacó el presidente de ACUMAR, Martín Sabbatella.


En este caso, el estudio incluyó el muestreo en 21 estaciones de monitoreo a lo largo de diferentes arroyos de la Cuenca Baja, Media y Alta, y en el cauce principal del río Matanza Riachuelo.


Los macroinvertebrados que se estudian son aquellos que tienen un tamaño mayor a medio milímetro, es decir, son organismos que puede ver el ojo humano sin necesidad de un instrumento óptico. Los que se encuentran en la Cuenca pertenecen, mayormente, a grupos como moluscos, insectos y anélidos.

Los organismos se obtienen utilizando dragas de mano y tamices para tomar muestras de los arroyos y del cauce principal. Posteriormente, las especies encontradas se identifican en el laboratorio y se calculan distintos descriptores bióticos como diversidad, abundancia y equitatividad, y otros índices que sirven para caracterizar cada comunidad biológica.


Los informes de Calidad Ambiental están disponibles en el siguiente linck: https://www.acumar.gob.ar/monitoreo-ambiental/informes/

Comments


250x300.gif
Banner Pcia Seguros.gif
bottom of page