Acerca del desembarco de Máximo Kirchner y su alianza con Sergio Massa

Al igual que Alberto Fernández, Kirchner estaría asumiendo la presidencia en marzo. Proyecciones para el 2023 o el 2027 en marcha

Tal cual lo anticipado oportunamente por Lo Nuestro, Máximo Kirchner estará asumiendo la presidencia del PJ provincial al mismo tiempo que lo hará Albero Fernández a nivel nacional; en marzo. Un trámite que si bien a nivel nacional está contemplado en el marco orgánico del PJ, esto no se contemple en el ámbito provincial.

El diputado Kirchner llega a tierras provinciales luego de que los intendentes comprendieran que esto podría facilitarles una nueva reelección, hoy vedada por la ley. Un acuerdo, el modificar la ley provincial, que tienen como principal actor e impulsor, a los intendentes de Juntos por el Cambio. Esta suerte de alianza no escrita entre los intendentes encuentra, en el desembarco del presidente del bloque del Frente de Todos, una buena excusa para que la ley entre en vigencia -si no la modifican ambos sectores políticos- luego del 2023.


Sin embargo, detrás de la “inteligente jugada” -así la describen algunos dirigente- como es instalar a Máximo Kirchner en el armado institucional en lo que a la provincia respecta, no falta quien abona que esto no es ni más ni menos que profundizar a alianza estratégica que tiene éste sector con el que lidera Sergio Massa, el Frente Renovador.


La lectura que hoy hacen desde el poder central es que el éxito de la alianza radica en haber comprendido que “con el peronismo solo no alcanza”, por lo tanto, se torna imperioso seguir apostando en ampliar la base de sustentación. Y sobre todo que el entusiasmo y ciertos personalismos no frene todo aquello por el cual el gobierno de Alberto Fernández ganó las elecciones en el 2019. La que mejor pareciera comprendérlo es Cristina Kirchner quien, por lo visto, se corre de la centralidad para dar paso a otros actores, en este caso a Máximo, además por cierto, del propio presidente de la nación.

No es ningún secreto la excelente relación personal y política que han ido conjugando el conductor de La Campora y Sergio Massa. Queda claro que ambos dirigentes son los que perfectamente podrían disputar una presidencial. Seguramente el tema será descifrar cuándo, ¿en qué año, en el 2023, 2027?. Así y todo, Máximo Kirchner se muestra prudente, y consiente, frente a toda candidatura presidencial, mucho menos si la fecha es el 23.


Mientras tanto, hay que ir armando y construyendo territorialidad. Este sería el propósito de Kirchner en la provincia de Buenos Aires. Definir listas de diputados, nacionales y provinciales, lo que le daría un buen control legislativo. No lo pretendería hacer en soledad. Mira las intendencias, tanto donde el PJ gobierna como a los sin tierra que creen (estos) ver una oportunidad en la llegada de Máximo luego de años de destrato por parte de las autoridades provinciales. La alquimia del presidente del Bloque del Frente de Todos incluye a Sergio Massa. Un actor del cual el Frente de Todos no quiere prescindir. El tigrense no desconoce el peso que tiene como socio activo del FdT, y lo hace valer. Sin embargo, también es consiente que necesita del peronismo para alcanzar la presidencia.


Como se observa, la alquimia electoral con miras a las presidenciales ya está en marcha. De este modo las piezas del complejo tablero comienzan a moverse sin perder de vista que del otro lado hay actores, Juntos por el Cambio, dispuestos a regresar al gobierno de la manera que sea. Utilizando herramientas licitas como de las otras. Esmerilando, socavando y rechazado cada una de las medidas que impulsa el peronista Alberto Fernández .

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg

Categorías

300x250.gif