Los curros de Vidal presentes en las calles de la Región Norte

Millones de pesos que debían ir a obras de repavimentación nunca llegaron a destino. Calles como Paraná,y Balbín en San Miguel constituyen los emblema más grosero de maniobras ocultas que tendrían como finalidad financiar campañas electorales

Fiel a su estilo, la entonces gobernadora María Eugenia Vidal anunciaba, con bombos y platillos, que “nunca se había hecho tanto en los últimos 70 años” en materia de obras públicas: pavimento, cloacas y agua. La realdiad fue muy otra. No sólo aquel relato fue desmentido por las estadísticas oficiales, también se desvaneció por el aporte de fuentes periodísticas cercanas a Cambiemos, por caso, el portal www.chequeado .com, de los más serios a la hora de testear datos y comprobar veracidad informativa. Si bien este no es el punto en cuestión, sí resulta interesante volver sobre un tema que fue ocultado por ciertos medios de prensa y por la oposición de aquel entonces. Nos referimos a las repavimentación y fresados de calles realizadas con fondos provinciales volcados a municipio afines a Cambiemos.

Cientos de millones de pesos inyectados en calles y sin embargo, las obras no condicen con lo invertido. Todo indicaría que gran parte de aquella masa de dinero iba destinada a financiar políticas partidarias y más de una campaña electoral.

Con solo ver las obras, no es complejo determinar que los trabajos concretados no coinciden con lo anunciado. Tal el caso de la calle Paraná, límite entre Vicente López y San Isidro, donde el gobierno de Vidal tiró, en octubre de 2016, 50 millones de pesos. Algo similar sucedió en los pagos de San Miguel. En este último distrito, en que el ex intendente Joaquín de la Torre se pasó a las filas de Vidal para ser Ministro de Gobierno, también recibió cientos de millones para obras viales. Entre ellas, la repavimentación de la Avenida Balbín. Fue terminada, sin embargo, no pocos tramos quedaron como estaban, con baches y grietas profundas. Tal el caso de tramo -siempre de Balbín- que asoma a Campo de Mayo. Ese excedente de dinero no invertido en el pavimento, evidentemente fue a otro destino.

Y en cuanto a la repavimentación de toda la extensión de la calle Paraná, más de 50 cuadras, también en este caso, la inversión ejecutada fue menor que la anunciada por el gobierno de Vidal. Debían ser 50 millones de pesos. Sin embargo, una vez finalizado los trabajos, continuaron los mismos baches, las mimas terribles grietas; ampliar información en el siguiente linkc: Repavimentación de Paraná: sospechan que millones de pesos se fugaron por los baches -.

“Es una obra conjunta entre tres jurisdicciones, la provincia de Buenos Aires y nuestros municipios”, destacaba en octubre de 2016 el intendente Jorge Macri. Y agregaba: “se hace por fuera de los recursos del Fondo de Infraestructura, dada la importancia que tiene Paraná como centro comercial y nexo entre nuestras ciudades”.

Una de las modalidades en que se puede chequear técnicamente si las obras se realizan de acuerdo con lo licitado, es verificando los certificados de obras. Una suerte de ADN que da cuenta de lo que de verdad se construye. Fueron varias las llamadas telefónicas y mensajes realizado por este medio al celular de la responsable de prensa del Ministerio de Obras Publicas de La Plata (Edgardo Cenzón era el ministro), en busca de aquellos certificados de obras. De nada sirvió la insistencia de Lo Nuestro. El gobierno de Vidal preferió negar la información como quien pretende ocultar algo oscuro y turbio.

En ese momento, San Isidro adujo que la cara visible del control del proyecto estaba en manos del municipio de Vicente López. Consultado éste municipio en torno a los certificados, tiraron la responsabilidad hacia la provincia.

Así como la calle Paraná desnuda el andamiaje turbio montado por Vidal, la saga continuó a lo largo de los años, especialmente en los electorales. Lo que estaría revelando que detrás de esas pavimentaciones se ocultaría el financiamiento para campañas de Juntos por el Cambio. Así como trucaron falsearos aportantes no es de extrañar que también desviasen fondos para el andamiaje partidario del macrismo

Fue tan grosero el montaje de la ex gobernadora que solo municipio de Juntos por el Cambio recibieron dinero para repavimentación o bien para el fresado de calles. En aquellos años, voces como las de los intendentes Luis Andreotti (San Fernando), Julio Zamora (Tigre) y Gabriel Katppodis (San Martín), por ejemplo, se cansaron de denunciar estas groseras irregularidades. No muy distinto fue en el resto de la provincia en que también intendentes opuestos a JxC fueron castigados al no recibir fondos de la provincia. En eta saga se ubican municipios como el de Pehuajó.

Foto: Paraná al 2100, debió ser reparada luego de que los vecinos denunciaran que allí nunca habían llegado los millones de pesos

Para muestra… basta Paraná

En detalle la obra -calle Paraná- implicará desde Primera Junta (límite con General San Martín) hasta las vías del ferrocarril Belgrano toda una carpeta asfáltica nueva. Mientras que en el resto de la calzada, hasta el Río, se cambian las placas completas de hormigón. Las obras empezarán antes de fin de año (2016) con un plazo de ejecución de 7 meses. Era la explicación oficial brindada en aquel momento y puesta a la luz por este medio

Una vez finalizados los trabajos, Lo Nuestro comenzó a observa que las obras no se ajustaban a lo prometido. Así fue como en el 2017 denunciábamos , tanto en la Web como en la edición de papel, que “pareciera ser que las reiteradas quejas de vecinos canalizadas a través de Lo Nuestro en torno a la controvertida repavimentación de la calle Paraná -que debiera haber quedado como un billar, es decir a nueva-, rinde sus frutos. Durante el fin de semana, que va del 9 al 11 de junio, trabajadores de Vicente López repararon el deteriorado pavimento de Paraná (2100) y Chacabuco, del lado de Olivos. Pero este no es el meollo de la cuestión”.

El tema de fondo -explicábamos en aquel tiempo- tal cual lo venimos siguiendo desde hace varios meses, es que, a la luz de las obras realizadas, las mismas no se compadecen con la inversión destinada por la provincia de Buenos Aires, 50 millones de pesos.

De acuerdo con lo manifestado en su momento por la gobernadora Vidal, cada cuadra pavimentada en el conurbano insumía una inversión de 1.000.000 de pesos. Es decir que, prácticamente la totalidad de la calle Paraná (cerca de 65 cuadras) podría haber sido perfectamente pavimentada a nuevo. Cosa que no sucedió. Seguramente la constructora C&E cobró por su trabajo. “Sin embargo, lo que no deja de llamar la atención a los vecinos es que, al día de hoy y a casi dos años de los trabajos, siguen los mismos baches y grietas sobre el pavimento” -ver fotos-.

“Que vengan Macri y Posse, y si quiere, Vidal también, todavía tenemos los baches de siempre”, argumentaba en su momento Daniel, veterano vecino de Olivos de la calle J. Salk y Paraná. Infinidades de testimonios aportados por vecinos y comerciantes a Lo Nuestro, dan fundamento a la sospecha de que en realidad no se invirtió lo que Vidal dice haber destinado.

Fuentes del ministerio de infraestructura provincial consultadas por este medio, aseguraron que “no se registró ningún inconveniente en las obras, los trabajos se ejecutaron tal cual establecía la licitación”. La realidad desmiente el relato oficial. Esto decíamos a principios del 2018.

A excepción de los ediles del PJ de Vicente López, que presentaron un pedido de informe (elaborado por la entonces concejal Julieta Molto) en torno, exclusivamente, al bache de Paraná y Chacabuco, ningún bloque se mostró preocupado por lo que podría ser otro acto más de corrupción dentro del gobierno de María Eugenia Vidal. Nunca más, los concejales, insistieron en profundizar el tema.

Hacia fines de 2017, no pocos vecinos y comerciantes denunciaban que en su barrio (Paraná, entre el 2000 y 2800), la repavimentación quedó sin realizarse. “Fíjate los pozos y grietas que hay, son las mismas que estaban antes de la repavimentación”, comenta Carlos, comerciante y vecino de Martínez que desde hace décadas tiene un comercio sobre Paraná, del lado de Olivos. Tal cual muestran las imágenes, la mentada repavimentación (fresado en términos técnicos), anunciada por los intendentes no se compadece con lo prometido.

Por qué el dinero no llegó a esos tramos, es la pregunta del millón que siguen haciéndose, a la fecha (2020), los vecinos.

“A la altura mencionada (Paraná 2000/2800, o al 5700) los trabajos tienen todos los visos de no haber sido finalizados -salvo demarcación vial- lo que demuestra que la denuncia vecinal se compadece con una triste realidad: anunciaron obras que no se ejecutaron. Siguen los mismos baches y grietas de años anteriores, mientras la gobernadora Vidal asegura que se acabaron los curros en las obras públicas”, era parte del texto que cubría ediciones gráficas de Lo Nuestro.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por