Fernández, sacando escombros del pasado, asistió al lanzamiento del Peugeot 208

Es la segunda mejor planta de Peugeot en todo el mundo. La empresa invirtió 320 millones de dólares convencidos de que se avizora un horizonte industrial prospero

Una de los sectores que más sufrió en carne propia los daños ocasionados por el gobierno de Juntos por el Cambio, fue la industria automotriz. A los despidos masivos, y la considerable baja a nivel producción, la apertura indiscriminada de automóviles importados terminó por socavar al sector. Cierto, fue que muchas terminales prefirieron importar que producir en Argentina. Ese, la apertura indiscriminada de importaciones, fue uno de los estandartes de aquel gobierno, Esto trajo aparejado que del 6% de desocupación se pasara al 12% en el 2019, más de 45.000 PyMes cerradas, muchas de ellas ligadas a las terminales automotrices. Entre esas industrias que se vio afectada se única la francesa (con fuerte participación estatal) Peugeot que ahora, con un horizonte más alentador se embarcó a la producción del nuevo modelo Peugeot 208 y de su plataforma global multienergética (CMP) en la planta automotriz de la empresa, en el oeste del conurbano bonaerense, Tres de Febrero. El presidente Alberto Fernández fue invitado a la presentación. Peugeot, al igual que otras de sus pares, vio caer escombros en su planta, despidos, y baja de producción y perdida de rentabilidad.

“En esta planta, que es la segunda mejor planta de Peugeot en el mundo, se construyen extraordinarios autos, y eso habla de la excelencia de lo que han logrado hacer”, aseguró el mandatario, quien estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Y reafirmó: “Eso es lo que nuestro país necesita, gente que confíe, invierta, dé trabajo y produzca el mejor auto para que los argentinos puedan disfrutar de la calidad de esos autos”.

Más adelante, convocó a “volver a sentar en una mesa a los que producen, a los que trabajan y al Estado para que entre todos seamos capaces de poner de pie a la economía argentina, para pensar en una Argentina que produzca y no que especule”.

Acto seguido, aseveró: “Necesitamos que los autos que se produzcan en Argentina, cada autoparte la produzcan pequeñas pymes que puedan nutrir a la empresa madre de los insumos necesarios”.

En ese sentido, y sobre el modelo que la empresa lanzó hoy, el mandatario informó que el mismo cuenta con un 42 por ciento de componentes nacionales. “Y ese es el desafío en Argentina, que crezcan todas las empresas y que madure la industria”, indicó.

Respecto a la situación industrial en el marco de la pandemia, el Presidente puntualizó: “Doy gracias a Dios que hasta aquí las industrias han sabido aplicar protocolos, y los sindicatos han sido fiscales severos de que se cumplan. Sigamos trabajando así, la Argentina se está poniendo de pie, vamos a superar la pandemia y vamos a encontrar el futuro que nos merecemos”.

También estuvieron presentes el director del Grupo PSA Argentina, Rodrigo Pérez Graziano; y el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló.

Por su parte, el intendente de Tres de Febrero agradeció la presencia del Jefe de Estado nuevamente en ese partido y valoró: “venir hoy acá a celebrar que esta planta está de nuevo en marcha después de muchos momentos de incertidumbre por cuestiones económicas, y últimamente por la pandemia”.

Valenzuela añadió que: “A estos 1500 trabajadores y trabajadoras, con los otros 200 que están esperando para sumarse también, se agrega una capacidad para abastecer al mercado interno así como a la exportación, con calidad y futuro”, y concluyó diciendo: “Acá están los sueños de mucha gente que se siente parte de este fenómeno industrial y laboral”.

A su turno, el director de la empresa aseveró: “Este auto para nosotros es algo muy importante porque cada vez que el grupo PSA presenta un vehículo industrializado en Argentina es motivo de gran alegría y orgullo”, y explicó: “Esto nos va a dar futuro para los próximos 15 años, donde hay mucha expectativa puesta, y estamos convencidos de que entre el sector público, los trabajadores y empresarios vamos a poder dar una realidad mejor al país”.

El nuevo modelo de Peugeot utiliza la plataforma CMP (Common Modular Platform), que es la primera de su tipo en América Latina, y requirió una inversión de 320 millones de dólares. La misma otorga una rigidez estructural mayor al automóvil e incorpora materiales que reducen su peso.

El automóvil cuenta además con equipamiento de seguridad y control de estabilidad, y se ofrece al mercado en siete versiones diferentes.

300x250.gif
muestra gestoria2.jpg