Intendentes PRO se paran de mano ante Horacio Rodríguez Larreta

No para la crisis en Juntos por el Cambio, ahora, por amague de Diego Santilli

Foto: Los intendentes Grindetti, Valenzuela, Macri y Garro luego de la reunión enl municipio de Vicente López

Por: Tano Armaleo.- A esta altura del partido, no es ningún secreto que la crisis por la que atraviesa Juntos por el Cambio está signada por la falta de conducción política y el consiguiente desmadre que ocasiona a la hora de producir definiciones. El combustible de la caldera de JxC proviene, fundamentalmente, por el lado del PRO y la UCR. En el espacio que preside la psicópata Elisa Carrió (CC) no hay margen para el disenso. Una clara muestra de este desmadre y despiadada disputa que se despliega sobre la superficie se percibe en la provincia de Buenos Aires. En estos pagos, un rol relevante juegan o por lo menos así pretenden significarlo los intendentes.

El malestar dentro del PRO quedó al descubierto luego de que bajo la capitanía de Horacio Larreta, junto a Vidal y un par de intendentes de Buenos Aires -Jorge Macri, Julio Garro (La Plata , Néstor Grindetti (Lanús), Guillermo Montenegro (Mar del Plata)- y dirigentes como Emilio Monzó y Rogelio Frigerio se pararan de mano ante Mauricio Macri. La estocada sobre el 4ex mandatario estaba direccionada a las posturas extremistas de Patricia Bullrich, y el resto del electo de aplaudidores, Miguel Pichetto, Esteban Bullrich, Miguel Pîcheteo, Fernando Iglesias, y los radicales Mario Negri y Rodolfo Cornejo que buscan diferenciarse del gobierno de Alberto Fernández. La arremetida contra la ex montonera de Barrio Norte, en realidad, fue decir “Mauricio, ya no sos lo que eras, hoy, la conducción debe ser horizontalizada”. Algo de esto, incluso llegó decir su primo Jorge Macri.

Larrteta, de algún modo, disciplinó a la tropa PRO al momento de infligir un duro golpe al ex presidente: impuso que la mesa chica del PRO no estuviera al arbitrio de Patricia Bullrich. De muy mal modo, el ex presidente debió ceder ante Larreta abriendo la mesa. Al calabrés, que por estas horas está gozando de unas extensas vacaciones por Suiza, le produjo “profundo desagrado” confiaron en su entorno. Si algo le faltaba para distanciarse del tándem Larreta-Vidal, era aquella estocada.

Así como Larreta y Vidal contienen a los intendentes, sobre todo para “frenar ambiciones presidenciales” de Patricia Bullrich, y en menor medida a Miguel Pichetto quien pretende meter cuña en algunos distritos con su nuevo partido (Lealtad Republicana), no menos cierta es la crisis por la que atraviesa la UCR.

Donde más se expresa la bronca radical es en la provincia de Buenos Aires. En CABA, la espada radical la pretende levantar Martín Lousteau quien juega en el mismo circuito que Larreta y Vidal si de armar un Cambiemos con nuevos liderazgos se refiere.

Foto: Gustavo Posse

En tanto, en la provincia el intendente Gustavo Posse encabeza la lista que pretende arrebatarle la interna al sector que tutela el actual oficialismo encabezado por el sumiso Daniel Salvador. El ex vicegobernador aún sigue respondiendo a María Eugenia Vidal, al punto de apoyar al diputado provincial Maximiliano Abad para que presida el Comité de la UCR de la provincia de Buenos Aires. Posse va por otro recorrido, el de “abonar un partido con criterio, independencia, identidad y autoridad radical”. Para esto cuenta con el acompañamiento de Martín Lousteau, de Federico Storani, y Juan Manuel Casella, además de varios intendentes. En tren de especulaciones, no se descarta que dirigentes como Emilio Monzó y Frigerio giñen un ojo hacia el sector que comanda Posse. Sin embargo, intendentes del PRO, por caso Jorge Macri quien es impulsado a la gobernación por sectores afines, descreen de la postura de Posse y de sus corregilioanrios. “Están más cerca de cerrar con Alberto Fernández que en dar continuidad a Juntos por el Cambio”, razonan -a modo de bajarle el precio y con toda la intencionalidad del caso- en la cercanía del intendente Macri, en relación a que Posse y Monzó podrían terminar en las cercanías del Frente de Todos. Una alquimia de difícil comprobación.

Lo que sí queda comprobado es el malestar de intendentes de Juntos por el Cambio con Horacio Rodríguez Larreta al intentar meter basa en la provincia. La punta de lanza sería Diego Santilli, vice jefe de gobierno de la CABA. Por lo pronto, la jugada de Larreta ya ha generado que intendentes como Grindetti, Jorge Macri, Diego Valenzuela, y Julio Garro sostuvieran un encuentro en Vicente López, tal cual anticipara el portal Sentido Común días pasado. Los “barones amarillos del conurbano” hicieron lo posible para que la reunión se hiciera pública. “Una cosa que hable, nos exprese su intención y otra muy distinta que venga como si todos tuviéramos que aceptar lo que se definió del otro lado de la General Paz”, dijo uno de los participantes en torno a la avanzada de los capitalinos sobre tierra provincial.

La demostración de fuerza de los intendentes reunidos en Vicente López pareciera tener varios destinatarios. Por un lado, recordar que quieren ser escuchados y ser artífices de un destino en común. Así se lo hicieron saber, en su momento, a Mauricio Maci cuando se prendieron de la mano de Larreta y Vidal par mercar la cancha dentro del PRO y bajarle los decibeles a Mauricio Macri y Bullrich. Además, intentan exhibirse como garantes de que el “éxito electoral de Juntos por el Cambios radica en la unidad” y ellos bien podrían ser pieza clave para que el resquebrajamiento que hoy se marca sobre la superficie no termine por producir un quiebre que lo vuelva a una nueva derrota electoral inexorable.

Larreta, Vidal Losteau, Monzó, Frigerio, Posse tienen en claro que la figura de Mauricio Macri no es garantía de ningún triunfo electoral. Sin embargo, la mirada de la mayoría de los intendentes PRO no es tan así. Sí los une una visión crítica sobre Patricia Bullrich y cómo comportarse ante el oficialismo. Sin embargo, no terminan de definir si Mauricio Macri tienen fecha su destino por fuera de candidatura alguna. La foto de los intendentes PRO en Vicente López, dejando trascender, fundamentalmente, dardos hacia Larreta define hacia dónde y cómo quieren encaminarse.

ULTIMAS NOTICIAS
Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por