Correlato y comparaciones con la "gripe española": sin aislamiento los muertos podrían superar los 150 mil

5-May-2020

 

Si las cifras porcentuales de afectación de la pandemia de gripe española en 1918 se trasladarán a la actual pandemia del Covid19 en el 2020, los resultados serían mucho más dramáticos que los actuales.

Si con una población de 44 millones de habitantes las muertes por Covid19 afectarán al 0.18% de la población total y actual de la Argentina, los muertos alcanzarían a los 79.200, y si afectará al 0.35% la cifra de fallecidos treparían a los 154.000.

 

 

Por: Pablo Nogués.

Desde el comienzo de la actual pandemia, hemos podido ver en la televisión, escuchar en la radio, leer en la prensa, en los portales web y las redes sociales, la comparación entre la actual pandemia del Covid19 y la otra gran pandemia del siglo XX: la gripe española de 1918-20. ¿Son ciertas esas similitudes?

Si bien existe un hilo común entre ellas, ambas fueron pandemias globales, la primera, la gripe española, se dio en el contexto de una globalización “más lenta” en donde el transporte aéreo de pasajeros se encontraba menos que en su inicio y el turismo masivo no existía. Las vías conductoras de los flujos migratorios poblacionales, que sí eran de gran magnitud en la pre y post primera guerra, se movían por medio del transporte marítimo, lo cual no solo lentificaba las comunicaciones, sino también el traslado de los virus infecciosos, aunque el de la gripe española se propagó con más velocidad de la esperada por los traslados de grandes contingentes humanos propiciados por las necesidades de la guerra europea.

 

El nombre de gripe española no está dado porque España fuera el país de origen, sino porque en el contexto de la censura de guerra que reinaba en la mayoría de la prensa de occidente, cuyos países estaban involucrados en la primera guerra mundial, era la prensa española, cuyo país estaba fuera del conflicto bélico, la única que tenía la libertad suficiente para dar cuenta de la aparición y propagación mundial de la pandemia.

Igualmente, los nombres adjudicados en diferentes regiones del mundo a la pandemia de gripe 1918-1920 fueron diversos: los soldadores ingleses la bautizaron como «la fiebre de Flandes", las tropas chinas que combatían en las líneas francesas como «la fiebre Chungking» y entre los soldados alemanes la llamaron «Blitzkatarrh», algo así como «el catarro relámpago».

 

Algunas consideraciones generales sobre la gripe española.

La gripe española de 1918 es del subtipo A(H1N1), y se han contabilizado tres olas diferentes durante la pandemia: la primera en primavera de 1918, la segunda en otoño de 1918, y una tercera en el invierno de 1918-1919, mientras que la primera y tercera ola fueron relativamente poco agresivas, la segunda tuvo unas consecuencias catastróficas.

El virus infectó a aproximadamente la mitad de la población mundial en menos de un año, con unas consecuencias sociales y económicas enormes que obligó a cerrar escuelas, negocios e industrias.

Los orígenes de la pandemia son controvertidos y sometidos todavía a debate 100 años después. Esta pandemia de gripe española también habría tenido su origen en China, pero su propagación habría tenido como soporte las necesidades de guerra.

Poco antes de que la pandemia estallase en América y Europa, se declaró una verdadera “plaga” de neumonía en China que podría corresponderse con la gripe mal diagnosticada. En ese mundo en guerra, China desde 1916 enviaba trabajadores para apoyar a los Aliados en sus fábricas. La ruta inicial iba de Singapur a Durban, el Cabo de Hornos y de allí al norte de África y Europa.

 

Más tarde modificaron la ruta navegando hasta Vancouver al oeste de Canadá y siendo trasladados desde allí en tren a la costa atlántica para volverse a embarcar rumbo a Inglaterra.

En abril de 1918 se detectó un brote de infección entre los trabajadores chinos en Vancouver. Aunque se detuvo el convoy para prevenir mayores infecciones, pronto se detectaron casos similares entre militares canadienses encargados de controlar los trenes. De allí saltaría a los campamentos de militares de los Estados Unidos (Kansas y otros), y que luego fueron movilizados a Europa en guerra.

 

La segunda ola, la más mortal de todas ellas, se originó en el sur de Inglaterra, en Plymouth y Devonport, puertas de entrada de los trabajadores chinos. Desde el puerto de Plymouth partió con el virus a bordo el mercante Mantua hacia Freetown en Sierra Leona, desde donde se extendió por toda África.

Fue también en Freetown donde las tropas provenientes de Nueva Zelanda se detuvieron volviendo del frente europeo. Allí muchos de ellos se contagiaron, muriendo más de 8.500 de gripe y neumonía en menos de seis semanas. También fue de Plymouth de donde partió el barco que llevó el virus hasta Boston, de allí se extendió por toda América. Un mínimo de 675.000 estadounidenses, 300.000 mexicanos y 50.000 canadienses murieron en esa segunda ola de infección.

 

En Europa desde Inglaterra la enfermedad prendió como una mecha. El conflicto de trincheras desarrollado en el continente reunía las condiciones ideales para que se propagara velozmente: grandes aglutinaciones de soldados, condiciones higiénicas inexistentes, malnutrición y estrés, sistemas sanitarios insuficientes, e interés por los altos mandos de ignorar u ocultar el problema para no dinamitar la moral de soldados y civiles.

Informes de la época contabilizan hasta 700.000 casos de gripe entre los soldados alemanes, los británicos tienen registrados 313.000.

 Foto: El presidente Fernández recorriendo una Pyme en San Martín; "salud y producción van de la mano"

 

Tan grandes fueron las consecuencias de la gripe española en la primera guerra, que en la batalla de Meuse-Argonne, el 26 de setiembre de 1918, la más importante librada en territorio europeo por el ejército de los Estados Unidos, de los 26.000 soldados contabilizados como bajas en esa batalla por dicho ejército, 15.849 fallecieron por un brote de gripe surgido entre las tropas días antes. Era evidente que para inteligencia militar que manejaba la censura de guerra, la gripe no creaba los héroes necesarios y había que dejarla de lado como motivo principal de muerte entre las tropas.

Los efectos de la gripe fueron tan nefastos en el frente que algunos historiadores consideran que aceleraron el fin de la contienda. La mortalidad causada por la epidemia en Francia, Inglaterra y Estados Unidos superó con creces las bajas causadas por la propia guerra.

Gripe española vs Covid19.

La pregunta sería: ¿es comparable la pandemia gripe española y la pandemia del Covid19, como en ocasiones se plantea en los medios de comunciación?

La gripe española ha sido calificada como «el mayor holocausto médico de la historia», lo que no es poco cuando se mira los efectos drásticos que han originado otras enfermedades víricas o infecciosas a lo largo de la historia.

Veamos porque semejante estatus histórico adjudicado a la gripe española.

 

En 1918 la población mundial era de 1800 millones de personas, la gripe española en cifras oficiales provocó 50 millones de muertos, o sea la mortalidad alcanzó al 2.7% de la población mundial.

Si el Covid19 fuera de la misma intensidad que la gripe española, debería provocar, aproximadamente, unos 207.9 millones de muertos para llegar al 2.7 de la población mundial, dado que en la actualidad la población mundial es de 7.700 millones.

 

Algunos historiadores sostienen que hubo un fuerte subregistro de muertos en la gripe española de 1918-20, y que en realidad los muertos fueron 100 millones, alcanzando al 5.5% de la población mundial de ese entonces.

Si el Covid19 afectara en su mortalidad al 5.5% de la actual población mundial de 7.700 millones de habitantes, los muertos deberían alcanzar a los 423.5 millones de personas, y de esta manera igualar porcentualmente a la gripe española.

 

Una buena noticia, comparar al Covid19 con la gripe española de 1918 a nivel global, es, en principio, una desproporción.

Si llevamos la comparación Gripe española/Covid19 a la Argentina, obtendremos las siguientes cifras:

En 1918 la población de Argentina alcanzaba los 8 millones de habitantes, según registros oficiales los muertos producidos por la gripe española fueron unos 14.400, o sea el 0.18% de la población total. Según otras fuentes históricas, y como en el resto del mundo, en nuestro país también habría habido un subregistro importante de muertes causadas por la gripe española, situando las muertes producidas por la misma en los 28 mil fallecidos, prácticamente el doble del registro oficial, representando en este caso el 0.35% de la población total de ese entonces en el país.

 

Si estas cifras porcentuales de afectación de la pandemia de gripe española en 1918 se trasladarán a la actual pandemia del Covid19 en el 2020, los resultados serían mucho más dramáticos que los actuales.

Si con una población de 44 millones de habitantes las muertes por Covid19 afectarán al 0.18% de la población total y actual de la Argentina, los muertos alcanzarían a los 79.200, y si afectará al 0.35% la cifra de fallecidos treparía a los 154.000.

 

Al momento de escribir este artículo, los muertos por Covid19 en Argentina no eran una cifra significativa en su comparación internacional, hasta hoy, y solo hasta hoy, no hay nada que amerite a comparar como similares a ambas pandemias…afortunadamente.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

ULTIMAS NOTICIAS
Please reload

Lea la Edición Impresa
LoNuestro_tapita.jpg
Sigue "LO NUESTRO"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black

Categorías

Please reload

300x250_Asistencia-2.gif

Monteverde 3297 | Olivos | Vicente López | 4794-6638

Presentado por